PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Food

Canadá declara la guerra al azúcar, la sal y la grasa con un nuevo etiquetado

Los supermercados ya no podrán camuflar productos llenos de azúcar entre la comida sana

Rosa Molinero Trias

26 Marzo 2018 13:45

Canadá acaba de dar un paso de gigante para plantar cara al sobrepeso y la obesidad. Sus cifras (16,9% y 6,2% de jóvenes y 36,80% y 25,1% de adultos con sobrepeso u obesidad, respectivamente) no alcanzan las de Estados Unidos, México o Egipto y, sin embargo, el Departamento de Salud canadiense no vacila en legislar con contundencia. Su última medida sigue los pasos que adoptó por primera vez en la historia Chile en 2016 y quiere etiquetar con un aviso los productos con un alto contenido en azúcar, grasa o sodio con una alerta especial para reducir su consumo.

Lo anunciaba este mes la ministra de sanidad Ginette Petitpas Taylor, cuyo objetivo es “que elegir la opción saludable sea lo más fácil”.

Con esta medida, cualquier producto que tenga más del 15% de azúcar, sodio o grasas saturadas por porción de la cantidad diaria recomendada, tendrá una de estas cuatro etiquetas, que hasta abril estarán sometidas a votación pública en la web del ministerio de Sanidad:

También habrá excepciones para algunos productos que se salvarán del etiquetado, como la leche entera y semidesnatada, y productos que obviamente sobrepasan ese límite, como los paquetes de sal o azúcar, la miel o el sirope de arce. Por otro lado y para felicidad de la industria, no deberán etiquetarse con la alerta los productos que tengan endulzantes de alta intensidad como el aspartame, la sucralosa, el acesulfamo-k y el neotame. No obstante, la ministra Petitpas cree que cerca de la mitad de los alimentos envasados necesitan de una de esas etiquetas.

“Los padres podrían saber cuáles son los productos con más azúcar aunque vayan a la carrera por los pasillos del supermercado con sus hijos”, agrega la ministra Petitpas.

Una vez decidida cuál es la mejor etiqueta, los fabricantes tendrán hasta 2022 para bien implementarla en sus productos o bien reducir la cantidad de azúcar, sodio o grasas saturadas.

Sorprendentemente, los fabricantes han celebrado esta decisión.“Compartimos las preocupaciones del gobierno sobre salud pública y nos comprometemos a trabajar en colaboración con ellos y apoyar y empoderar a los canadienses para tomar las decisiones que sean correctas para ellos y sus familias”, afirmó en un comunicado de prensa Michi Furuya Chang, de la mayor asociación de la industria alimentaria, Food and Consumer Products of Canada.

Sin embargo, algunas asociaciones de médicos afirman que no se está yendo lo suficientemente lejos para salvaguardar la salud de los consumidores: “El signo de exclamación o la lupa no tienen el mismo impacto que hubiera tenido un símbolo de stop en color negro”, afirmó para la CBC el doctor Yoni Freedhoff, del Bariatric Medical Institute, haciendo referencia a una propuesta que no pasó de las primeras reuniones. Freedhoff también indicó que se necesitan de más restricciones para prevenir a la población infantil.

Serían buenos ejemplos el resto de contundentes prohibiciones que Chile, con un 63% de la población padeciendo de sobrepeso u obesidad y la mitad de los niños de 6 años, llevó a cabo: se obligó a fabricantes como Kellog’s a retirar los dibujos animados de sus envases y al bizcocho Tigretón a aparecer sin su tigre Tony, se dejó de fabricar el huevo Kinder Sorpresa, se prohibió la venta de comida basura en las escuelas chilenas y también su publicidad en programas o webs dirigidos a los niños. Es más, esos anuncios no podrán emitirse ni en televisión, cine o radio entre las seis de la tarde y las diez de la noche. Además, un impuesto del 18% recae sobre las bebidas azucaradas.

Pero a quién no le hace ninguna gracia esta medida es al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

El periódico The New York Times, que dedicaba un reportaje a las tensiones que se están generando a cerca de los avisos al consumidor en el etiquetaje, ha tenido acceso a un documento de la agencia comercial United States Trade Representative en la que se propone prohibir “cualquier símbolo, forma o color que alerte de forma inapropiada que existe un peligro por consumir una comida o una bebida no alcohólica”.

Mediante la renegociación del tratado comercial NAFTA que impulsó el año pasado, quiere frenar que cualquier país participante, es decir, el propio Estados Unidos pero también México y Canadá, puedan incluir en sus productos avisos al consumidor en las bebidas azucaradas o los productos altos en grasas.

obesidad sobrepeso canadá eeuu estados unidos política alimentación leyes azúcar comida basura

Otras notícias

N
Prostitutas, espías e intoxicación: Cambridge Analytica por dentro
S
Deniz Naki, en huelga de hambre por el ataque turco a Afrin
F
Con 21 años ha demostrado que comer bien no es sólo cosa de ricos
S
Matones fachas en grupos secretos de Facebook: así se prepara la derecha brit para liarla
F
Médicos que curan rodeados de máquinas de comida que mata
L
La depresión no es una “voz interior”
N
El expresidente Nicolas Sarkozy, detenido por supuesta financiación ilegal
S
Messi: "He comido mal durante muchos años: chocolate, dulces y soda"
F
"Mi doble vida como periodista gastronómica y bulímica"
F
“Pensaba... soy demasiado feo, la gente estrellará sus coches si me miran'
S
Rusia 'pasa' del boicot diplomático inglés al mundial
F
Por qué las mujeres quieren saber más sobre el alcohol que los hombres
F
'Los veganos son los tontos útiles del capitalismo'