PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Food

"Buenas noches, baby, nos vemos la próxima vez que te traiga la comida"

Un repartidor de Just Eat acosa a una clienta y la empresa le da un cupón de 11 euros como compensación

Rosa Molinero Trias

17 Enero 2018 15:27

Pides comida a domicilio.

Llega el repartidor con el pedido.

Te lo entrega.

Y se marcha, pero no del todo...

Porque mientras disfrutas de tu cena, una notificación te asalta el móvil: el repartidor ha decidido saltarse toda profesionalidad y quedarse con tu teléfono y tu dirección para ponerse en contacto contigo.

Pero estamos en el 2018 y Internet sigue siendo un altavoz potente para las denuncias, así que Michelle Midwinter, que vivió esta amarga experiencia cuando pidió comida con una amiga, colgó unas capturas de pantalla que mostraban tanto los mensajes del repartidor como de la empresa de pedidos.

-Hola

-¿Quién es?

-Un fan ;Pd

-¿De qué?

-Soy el chico que te ha traído la comida, perdona

-Ummmmmm ok

-Disfruta de tu comida. Si tienes pareja, dímelo, no quiero causar problemas. Pero yo no tengo. Solamente intento hacer amigos. Buenas noches, baby, nos vemos la próxima vez que te traiga la comida. Beso

-No voy a pedir nunca más nada de ese lugar.

¿Cómo es posible que en el mundo actual todavía tengamos que ver este tipo de comportamiento?

Michelle Midwinter/@ShelbyTree

Just Eat deja clara su postura en un comunicado oficial de uno de sus portavoces en el Reino Unido:


“La seguridad y el bienestar de nuestros clientes es extremadamente importante para nosotros, y lamentamos mucho el incidente ocurrido en Reino Unido. Si bien los restaurantes adheridos a nuestra plataforma son independientes del negocio de Just Eat, nuestra compañía mantiene unos altos estándares y, en línea con estos, esperamos que todos los repartidores asociados a nuestros restaurantes socios actúen de manera responsable y respetuosa en todo momento.

El repartidor implicado en el incidente ocurrido en Reino Unido ha actuado de una manera que no representa a Just Eat y nuestros valores fundamentales. El equipo de Just Eat en Reino Unido está investigando el incidente con el restaurante socio, y también está hablando con el cliente afectado. Si el cliente decide tomar acciones legales, por supuesto, Just Eat ayudará a la policía con cualquier investigación.

Junto con nuestros restaurantes asociados, nos tomamos muy en serio la protección de los datos de los clientes. Compartimos información con nuestros restaurantes socios con el único propósito de facilitar la entrega de comida a domicilio y estamos revisando continuamente nuestras prácticas para asegurar que nuestras políticas y prácticas sean sólidas.

Estamos consternados por la manera en que el incidente se gestionó cuando el cliente se puso en contacto inicialmente con el equipo de atención al cliente, ya que carecía de empatía y no refleja nuestras políticas y valores. La compañía ha establecido procedimientos para tratar las quejas de los clientes incluyendo el escalado de la incidencia e involucrando al equipo de cumplimiento, que intervendrá si un problema no se resuelve satisfactoriamente en el primer contacto. El equipo de Just Eat en Reino Unido está analizando los procesos para comprender por qué, en esta ocasión, el cliente recibió una respuesta incorrecta e inapropiada. El equipo de Atención al Cliente de Just Eat Reino Unido está revisando el incidente y se asegurará de que se tomen las medidas necesarias para garantizar que no vuelva a ocurrir”.

Michelle Midwinter/@ShelbyTree

Su post se ha viralizado rápidamente y se compartieron muchos casos similares de malas experiencias con repartidores. E incluso supo que algunas de sus amigas habían tenido experiencias similares del mismo repartidor, contra el cual la única medida que se ha tomado hasta ahora ha sido abonarle a Michelle 10 libras para su siguiente pedido.

Para quién cree que Michelle exagera y no esté pudiendo empatizar, solamente hace falta leer las reflexiones que contó en una nota de prensa. “Pensé cómo me hubiera podido sentir si hubiera pedido sólo para mí y hubiera estado sola en casa. Si viviera sola esto podría haber sido incluso más traumático”.

Explica también que contactó directamente con Just Eat porque “no me se sentía segura yendo directamente al restaurante, ya que temía cualquier consecuencia. No quería que supieran quién había puesto la queja; después de todo, mi privacidad ya había sido invadida y cómo iba a saber que no le dirían al repartido quién había puesto la queja?”.

“Este tipo tiene mi nombre, mi dirección, mi teléfono y si acaba despedido por esto, quién sabe qué podría hacer con esta información, ya que claramente no tuvo ningún escrúpulo cuando la usó por primera vez”.

"No hay procedimientos establecidos para abordar incidentes como este. Me pregunto cuántas mujeres se habrán puesto en contacto con Just Eat por casos similares y habrán tenido la misma respuesta".

Michelle se terminaba haciendo varias preguntas a cerca del uso de nuestros datos que hacen las empresas: "¿Qué hacen las empresas para salvaguardar nuestros datos? ¿No le dan suficiente training a los trabajadores sobre este tipo de comportamiento?".

"¿Cómo es posible que en el mundo actual todavía tengamos que ver este tipo de comportamiento?".

Michelle consiguió hablar con el director ejecutivo de Just Eat y, tras una larga conversación, le aseguró que se implementarían grandes cambios. "Espero que esto se tome muy en serio y que sirva para abrir camino a unos cambios nacionales respecto a cómo se protege nuestra información y, más importante, cómo se protege".

internet machismo feminismo comer

Otras notícias

L
¿Es Margaret Atwood una “mala feminista”?
L
Un movimiento, muchos feminismos: mapa de ideas para orientarse en las trincheras
L
Feminismos VS. Feminismos: el momento que todos los reaccionarios estaban esperando
C
Se dibuja a él y su novia como 10 series de animación distintas y conquista internet
C
Catherine Deneuve dice que los hombres deberían “ser libres para insinuarse a las mujeres”
F
"Mi hijo no sabe lo que es una galleta. Es feliz desayunando garbanzos"
S
'Fue un gilipollas absoluto': una relación tóxicamente machista casi acaba con una campeona de Wimbledon
G
Polémica por un tuit machista de Media Markt sobre mujeres que juegan a videojuegos
C
Oprah Winfrey hace historia en los Globos de Oro con un discurso destinado a la eternidad
N
Las trabajadoras alemanas podrán saber el sueldo de sus compañeros y exigir equiparación
N
Islandia da un paso más para acabar con la brecha salarial en 2018
F
Europa da luz verde al consumo de insectos
F
Europa prohíbe definitivamente electrocutar a los peces