PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Food

Con 21 años ha demostrado que comer bien no es sólo cosa de ricos

Esta estudiante tiene muy clara su misión: "Ayudar a cerrar la brecha que hay para acceder al wellness”

PlayGround

21 Marzo 2018 17:09

Con 21 años, la estudiante Sol Chaney tiene algo muy claro: “La comunidad wellness puede ser muy clasista”. Y por eso quiere ofrecer una propuesta sana y asequible para las personas con rentas más bajas en su cafetería Sol Sips en el barrio de Bushwick, en Brooklyn, Nueva York.

“Nuestra intención es hacer que tanto bebidas como bocados hechos con vegetales orgánicos sean una opción para todo el mundo”, afirma Chaney.

Además, cree que las personas con rentas bajas en Estados Unidos no prefieren la comida basura a la comida sana, pero en un mundo de zumos verdes y superfoods caros, a aquellos con pocos recursos no les queda mucha opción.

De su experiencia como estudiante a tiempo completo y trabajadora, sabe lo difícil que es encontrar comida nutritiva que pueda comer rápido. La mayoría de opciones disponibles para comer en el descanso entre clases o en el trabajo o tras una jornada agotadora son comida basura que deja mucho que desear.

“Hacemos el 95% de nuestros platos y bebidas en casa con cuatro ingredientes de base o menos”, explica Sol Chaney en su página web, donde se muestran platos como batidos de frutas, tortillas hechas con harina de garbanzo en lugar de huevo, wraps de verduras y una bebida que promete sustiuir el café, el “Root Brew Coffee”, elaborado “usando raíces de plantas que estimulan el cuerpo para producir su propia energía”.

De ahí que Sol empezara a cocinar para ella misma. “Me había ido a vivir sola y empecé a hacerme tés, zumos y batidos. Vi que funcionaban y que me sentía con más energía y más ligera”. Tanto le gustaron que decidió compartir sus platos y recetas con amigos y familia.

“Mi misión es ayudar a cerrar la brecha que hay para acceder al wellness”, cuenta Sol.

Ahora mismo, el Sol Sips es una pop-up que ocupa el local de un restaurante en Bushwick que está cerrado durante el invierno y que ofrece un brunch mensual por entre 7 y 15 dólares, incluyendo una comida completa y bebida. Por eso ahora ha empezado un proyecto de crowdsourcing para conseguir financiación con tal de sacar adelante con su madre, Emeli Chaney, la cafetería permanente que abrirá el 5 de abril y otros proyectos, como una beca para trabajar en el Sol Sips para chicas afrodescendientes en el este de Nueva York, Borwnsville, Bushwick y Bedstuy.

restaurantes estudiantes eeuu nueva york wellness

Otras notícias

F
“Españoles, el menú del día no ha muerto”
F
La lista de 7 alimentos anti-Trump que serán más caros en Europa
N
Dimite Gary Cohn, principal asesor económico de Trump por oponerse a los polémicos aranceles
F
El lobby de la carne contraataca: "la carne vegetal no es carne"
F
Cuando en España era posible levantar restaurantes como templos
N
Ejecutivos de la "central de carbón más limpia del mundo" ocultaron su fracaso
F
¿Se acuerdan los chefs de la digestión de sus comensales?
F
Ugly Delicious: tienes derecho a saber si tu comida está rellena de racismo
N
La masacre de Ghouta solo es indicativo de una cosa: una nueva guerra ha empezado en Siria
F
Portugal aprueba por ley la entrada de mascotas en restaurantes
N
81: tal es el número de elecciones que la CIA ha intervenido en todo el mundo
F
'Los veganos son los tontos útiles del capitalismo'
F
Médicos que curan rodeados de máquinas de comida que mata