PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Food

Los inspectores de la Guía Michelin son los padres

¿Y si se descubriera que la magia sobre la Guía Michelín no es cierta?

Marc Casanovas

23 Noviembre 2017 18:05

Me recuerdan hoy con mucho acierto la historia de un restaurante canadiense que tenía colgada en la cocina una foto del crítico gastronómico más famoso y temido del país. Chris Nuttall-Smith siempre había puesto especial interés en preservar su anonimato, pero este restaurante se encargó de hacer añicos su misterio para que los camareros alertaran de su posible presencia en el comedor.

Qué quieren que les diga, jugada maestra tú.

Imaginad por un momento este panorama: una foto de cada uno de los inspectores de la Guía Michelin en la cocina de todos los restaurantes. Sería algo así como el poster de los delincuentes más buscados en una comisaría. Faltaría un “Se busca” en mayúsculas y una recompensa económica.

Bromas aparte, con la digestión pesada de la gala hay que recalcar que la guía de restaurantes más famosa del mundo se agarra como a un clavo ardiendo sobre esta premisa: los inspectores de la guía del neumático son anónimos y no se identifican durante su visita.

Pues ni eso es cierto.

Como muy bien recuerda en un tweet este cocinero ex estrellado de la guía:

Si esto es cierto, a las visitas de los inspectores de la Guía michelin solo les falta anunciar su llegada con un trompetista en la puerta. En los restaurantes con reservas de muchos meses por delante, ¿los inspectores de la guía se ponen a la cola como el resto de mortales? Si los chefs mediáticos saben perfectamente el día de la visita del inspector, ¿dónde está la supuesta magia?

Pero aquí no acaba el tinglado. Los dos nuevos restaurantes con tres estrellas Michelin de esta edición arrastran este año una turbia polémica con los stagiers o becarios que trabajaban gratuitamente para ellos. Existe una extraña sensación en el ambiente que la Guía Michelin se puso demasiado rápido a favor de los cocineros en este conflicto ético laboral. Además, pasando de la polémica, ha premiado a los señalados para dejar clara su postura.

Unos chefs premiados que, rizando el rizo, cada vez pasan menos tiempo en la cocina con cada nueva estrella. Una boutade absoluta.

restaurantes chef opinión

Otras notícias

L
La gordofobia que está destrozando a la comunidad gay
L
Feminismos VS. Feminismos: el momento que todos los reaccionarios estaban esperando
F
Gastro-tendencias 2018: ya no solo son naíf; ahora también son peligrosas
F
Se come una servilleta por error y culpa al restaurante de “pretencioso“
L
No puedo decir nada malo de un escritor que dedica un libro a su gato
L
El hombre que me enseñó a hacer marranadas, leer poemas sonoros y no suicidarme
L
La “drag queen” de la cabalgata es el regalo de Reyes que muchos niños necesitan
F
Amenazada de muerte una cocinera por añadir carne a platos veganos
F
Para ser el ganador de Masterchef Junior hay que aprender a matar
N
2017, el año en el que todas nos hicimos feministas
F
Rotten, la docu-serie para saber si tu comida apesta a fraude y sangre
F
'Es de lejos la peor experiencia que he vivido en un restaurante en 18 años'
F
¿Y si la ciencia ha descubierto en el océano al ser vivo más ecologista del planeta?