PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Food

'Es de lejos la peor experiencia que he vivido en un restaurante en 18 años'

El 99,9 % de las críticas de restaurantes nos venden la moto. Aquí encontrarás el 0,1% restante con restaurantes que cerraron sus puertas después de recibir críticas sangrantes

Marc Casanovas

29 Diciembre 2017 13:18

La decepción es enorme cuando se va con mucha ilusión a un restaurante y no es, ni de lejos, lo que te habían contado. La sensación de fraude y rabia aflora generando bilis y mal rollo. Esto es porque en demasiadas ocasiones un crítico gastronómico olvida que lleva la palabra "crítica" en su oficio.

Cuando la mayoría de textos parecen publireportajes pagados por el restaurador tenemos un problema. Como la realidad no es lo que dibujan el 99,9% de las críticas gastronómicas, la web de referencia Eater ha buscado la excepción: Esos textos gloriosos donde despellejan a esos pozos de cartón piedra, almax y diarrea.

LEER MÁS: ¿Por qué no existe la crítica negativa de restaurantes en la premsa generalista?

Aquí un resumen del horror gástrico más indigesto de 2017 que acabó con la reputación de algunos chefs y con el cierre de restaurantes para siempre::

Restaurante: Tao

Ciudad: Los Angeles

Publicación: LA Weekly

Crítico: Besha Rodell

Restaurante Tao

"Quería saber cómo un lugar que sirve comida cara y mediocre debajo de una gigantesca estatua de Buda podía ser el restaurante más visitado de Estados Unidos".

"En lugar de versiones caras, decentes, americanizadas de clásicos chinos y japoneses, cené dumplings con una masa tan gruesa y pegajosas que comerlos era como morder la pasta semi-coagulada de libros viejos de biblioteca. La comida no es mucho peor que la que está disponible en cualquier sitio popular de fast food. Estados Unidos se merece algo mejor".

Restaurante: Le Cinq

Ciudad: París

Publicación: The Guardian

Crítico: Jay Rayner

"Está decorado en varios tonos de marrón, galleta y jódete. Sólo hay una cosa peor que te sirvan una comida terrible: que camareros que no tienen ni idea de lo horribles que son las cosas que te están haciendo te sirvan una comida terrible".

“El canapé que hay que comer en primer lugar es una bola transparente en una cuchara. Se parece a un implante mamario de silicona de tamaño Barbie. El plato principal de pichón se sirve al punto medio, pero aquí se sirve rosa y simplemente podría salir volando con unos pocos voltios".

"Es de lejos la peor experiencia en un restaurante que he vivido en mis 18 años de trabajo. Si trabajo duro, con suerte, algún día podré olvidarlo".

Restaurante: Public Kitchen

Ciudad: Nueva York

Publicación: Eater NY

Crítico: Ryan Sutton

restaurante Public Kitchen

"La comida de este restaurante hotelero es genéricamente mala. Tomemos, por ejemplo, la pizza de trufa negra. La cocina destrozó la corteza exterior con un negro carbónico, mientras que el interior se hundía flácidamente. La pasta de hongos exhibía el color y la textura del barro húmedo. Y el servicio no lo compensa: el personal de Public Kitchen logra que los vendedores de coches parezcan de cuatro estrellas"

"Incluso su famosa sopa de almejas Manhattan resulta no ser una sopa real, sino una salsa fina, harinosa, con apenas una cucharada de tomate y aceite de chile; es precisamente el tipo de líquido que un mal buffet descartaría".

Restaurante: Locol

Ciudad: Oakland

Publicación: The New York Times

Crítico: Pete Wells

restaurante Locol

"El Sr. Patterson y el Sr. Choi han pensado tanto en las dimensiones sociales de la comida rápida que ahora ven a su público objetivo como un problema a resolver, no como clientes que hay que dejar satisfechos: la hamburguesa más nutritiva del mundo no te ayudará si no quieres comerla".

"El pollo está dentro de una fina capa de revestimiento frito, este compuesto de carne picada es misteriosamente suave e inimaginablemente seco. Se puede tomar como una hamburguesa entre bollos o en una taza de papel. Pero lo mejor que puedes hacer es pretender que no existe".

Restaurante: Hot Joy

Ciudad: Dallas

Publicación: Dallas Observer

Crítico: Brian Reinhart

restaurante Hot Joy

"El mayor problema de Hot Joy no era su comida (aunque ciertamente era un problema), sino el racismo. Hot Joy es el despiste de un un tipo blanco en el que la identidad y la cocina asiáticas se reducen a una serie de clichés irónicos. Estos clichés toman la forma de un interior fetichista y un menú desordenado con comida mediocre".

"Sus alimentos anunciados como picantes y funky son dulcones y domesticados. He sufrido con su supuesta comida tailandesa bajo una espesa salsa dulce. La comida es casi tan mala como su desorientación cultural. Si la actitud de Hot Joy muestra un respeto superficial por Asia, su cocina muestra un exceso de confianza propio de la ignorancia".

Restaurante: Made in Detroit

Ciudad: Detroit

Publicación: Detroit Metro Times

Crítico: Tom Perkins

restaurante Made in Detroit

"El hecho de que un restaurante de una estrella de rock tenga una crítica negativa no debería ser una sorpresa, pero los problemas de Made in Detroit son profundos".

"Puedo perdonar que las alitas picantes lleguen con todo el papel mojado por una salsa pringosa de miel de Detroit, pero el muro de sodio es insufrible. Brotes de col de Bruselas sin sabor y la hamburguesa Hamtramck es una bola carnosa y blanda dentro de un sandwich que parece absorber cualquier sabor discernible fuera del omnipresente sodio".

"Realmente, el crimen en Made in Detroit es el precio ... Es un poco extraño, ya que Kid Rock se considera a sí mismo un héroe de la clase trabajadora".

[Vía Eater]

restaurantes comida gastronomía

Otras notícias

F
El recetario best-seller del siglo XVII que cambió la cocina europea para siempre
F
Gastro-tendencias 2018: ya no solo son naíf; ahora también son peligrosas
F
Se come una servilleta por error y culpa al restaurante de “pretencioso“
F
Por qué España tiene el alcohol más barato de Europa
F
Esta chica con síndrome de Down ha conseguido que sus galletas sean famosas
F
Amenazada de muerte una cocinera por añadir carne a platos veganos
F
'Detrás de cada plato hay una historia, no sólo una receta'
F
'Hay que tener claro esto: un restaurante no puede gustar a todo el mundo'
F
"Señor Presidente: ¡libere a las gallinas!"
F
Por qué soy adicta a los programas de cocina
F
La ciencia desvela el gen responsable del cáncer en la carne roja
F
Para ser el ganador de Masterchef Junior hay que aprender a matar
F
¿Y si la ciencia ha descubierto en el océano al ser vivo más ecologista del planeta?