PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Food

Australia crea la primera lista negra de clientes impresentables para restaurantes

Casi 40 mil australianos han sido castigados por reservar mesa y no presentarse a la hora de la cena

Rosa Molinero Trias

27 Noviembre 2017 17:16

Hay un hombre en Australia que quiere terminar con uno de los grandes problemas de la industria de los restaurantes. Él es Stevan Premutico y con Dimmi, su página web de reservas, la más usada en Austrialia, dice que quiere “erradicar los no-show por completo hacia 2020”.

¿Cómo? Con una lista negra de clientes que reservan y luego no se presentan.

Se calcula que la industria de la restauración australiana perdía aproximadamente 75 millones de dólares a causa de los clientes que no acuden a su cita. No es de extrañar que la iniciativa de Dimmi haya tenido buena acogida por parte del sector.

Porque nada da más rabia a un cocinero que una mesa libre con el cartel de "Reservado" y que la reserva nunca se presente. Los restaurantes se sentían desprotegidos y en Australia han dicho basta.

A día de hoy, ni más ni menos que 38 mil clientes engordan esa lista negra. Pero no solamente eso, ya que las medidas para frenar esta epidemia también prohíbe que esos clientes que han fallado una vez al restaurante, puedan volver a reservar en el mismo sitio durante un año.

El mismo informe donde se incluye la lista negra sugiere que el sistema está funcionando, puesto que los no-shows han bajado un 25% en los últimos 12 meses. Pero tal vez también sea porque el sistema de reservas se queda con los números de cuenta de los clientes para efectuar prepagos y asegurar que se presentarán.

Nelly Robinson, propietario del restaurante Nel de Sidney, cobra 150 dólares aunque los comensales no se presenten y explica que “Si no vienes a comer, da igual la comida y los costes laborales… ¿qué pasa con la gente que está en lista de espera, que tienen cumpleaños y celebraciones y no podemos darles mesa? Eso es lo que me fastidia de verdad”. Él estima que perdía 31.000 dólares con los no-shows.

“Si alguien está de duelo familiar o tiene una emergencia, retrasamos la reserva a otra fecha… tenemos corazón. Pero si deciden cancelar completamente la reserva, entonces les cobraremos”, explica Robinson.

Otro chef, Erez Gordon, del Bishop Sessa de Surry Hills, decía que la gente tenía que pensarlo dos veces antes de no cancelar ni avisar y no presentarse: “Hemos preparado comida porque nos has dicho que ibas a venir. Hemos puesto a más personal porque nos has dicho que ibas a venir. Hemos rechazado a otros clientes, porque has dicho que ibas a venir. Y todavía tengo que pagar al equipo, a los proveedores, al casero del local”.

Y añadía algo muy importante: “Durante los últimos 10 años, si no te gusta la forma en que llevo mi local puedes contarlo en internet y la gente lo leerá. Entonces me parece que está bien que si a mí no me gusta la forma como te comportas, tengo el mismo derecho de usar la misma plataforma.”

Los clientes impresentables, por fin, al descubierto.

[Vía The Sidney Morning Herald]

gastronomía restaurantes internet

Otras notícias

F
'Es de lejos la peor experiencia que he vivido en un restaurante en 18 años'
F
'Detrás de cada plato hay una historia, no sólo una receta'
F
'Hay que tener claro esto: un restaurante no puede gustar a todo el mundo'
F
Del modelo económico a las condiciones laborales: el círculo vicioso de las apps de comida
N
Facebook podrá reconocer tu rostro en fotografías en las que no te etiquetaron
F
"Señor Presidente: ¡libere a las gallinas!"
F
Por qué soy adicta a los programas de cocina
L
Selfitis: según un estudio hacerse demasiadas selfies es un “trastorno psicológico serio”
F
La ciencia desvela el gen responsable del cáncer en la carne roja
F
En Japón mueren más personas asfixiadas que por accidente de tráfico
F
Holanda propone prohibir el sacrificio religioso de animales
F
Europa avalará campos de golf con dinero destinado a la agricultura en 2018
F
Hablemos del maltrato a los deportistas veganos