PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Food

Este estudio revela los verdaderos peligros de comer fuera de casa

Un estudio estadounidense descubre que comer en restaurantes afecta a nuestras hormonas

PlayGround

29 Marzo 2018 19:17

Cada vez nos preocupamos por lo que hay en el interior de nuestra comida. Pero rara vez nos preguntamos qué ocurre con lo que la envuelve. Se sabe desde hace tiempo que algunos plásticos en contacto con los alimentos acaban por contaminarlos de ftalatos que acabamos tragando y podrían ser perjudiciales para nuestro sistema endocrino. Lo que no se tenía tan claro es cómo evitar la exposición a estos compuestos químicos, pero la respuesta ha llegado: comer menos en los restaurantes.

Así lo afirma el estudio liderado por Julia R. Varshavsky sobre efecto de los ftalatos sobre nuestro organismo. Creados para darle flexibilidad al plástico, están presentes en envoltorios pero también en maquillaje, pintura, jueguetes infantiles y sexuales, y que, a pesar de que solamente permanecen en el cuerpo cerca de un día, afectan a los órganos reproductivos masculinos provocando una menor calidad del semen, así como a unas capacidades cognitivas reducidas y la posibilidad de desarrollar diabetes y cáncer.

Ella y su equipo han recabado los datos de 10.253 participantes a los que el Departamento Nacional de Salud y Nutrición les tomó muestras de orina entre 2005 y 2014.

Observaron que las personas que en las 24 horas anteriores habían comido fuera de casa, en un restaurante, bar o cadena de comida rápida, mostraban unos niveles de ftalatos más elevados elevados que los que habían cocinado en casa.

Entre los alimentos que más ftalatos tenían, según los cantidades encontradas en la orina de los comensales, están los bocadillos y las hamburguesas cocinadas fuera de casa.

Los descubrimientos mostraron que los adolescentes que comían con frecuencia fuera de casa tenían unos niveles especialmente altos de estos químicos, concretamente, un 55% más que los que comían en casa. Y ellos son precisamente los que se encuentran entre el grupo más vulnerable, junto a las mujeres embarazadas y los niños”.

“El estudio sugiere que la comida preparada en casa tiene menos posibilidades de contener altos niveles de ftalatos, unos químicos asociados con los problemas de fertilidad, las complicaciones durante el embarazo y otros problemas de salud. Nuestro estudio sugiere que comer fuera podría ser una fuente de exposición a los ftalatos para la población estadounidense muy importante y poco reconocida en el pasado”, afirmó Ami Zota, uno de los investigadores que participó en el estudio, de la George Washington University.

[Vía Mother Jones]

salud nutrición restaurantes comer

Otras notícias

F
Le despiden por antipático; él acusa a la empresa de atentar contra su cultura
F
Por qué las mujeres quieren saber más sobre el alcohol que los hombres
F
Con 21 años ha demostrado que comer bien no es sólo cosa de ricos
F
Mike Isabella, exconcursante de Top Chef, denunciado por acoso sexual
F
Médicos que curan rodeados de máquinas de comida que mata
F
Cómo alimentarse cuando estás extremadamente deprimido
F
“Españoles, el menú del día no ha muerto”
F
Adiós al falso pan integral que se vende en España
F
Cuando en España era posible levantar restaurantes como templos
F
¿Se acuerdan los chefs de la digestión de sus comensales?
N
Acaban de encontrar una galaxia fantasmal sin nada de materia oscura
N
Ecuador ha dejado sin internet a Julian Assange por opinar sobre política
N
El exespía ruso Skripal fue envenenado en su propia casa: Reporte PlayGround