PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Like, Share & Do

Content

A la caza de chollos (Parte I)

Muchas veces pensamos que los precios que encontramos en las tiendas son los correctos y los aceptamos sin plantearnos mucho más. Pero en la era de la comunicación las reglas están cambiando.

Daniel Correa

09 Enero 2018 15:43

Hablar de"chollos" es en sí algo complejo. Sobretodo si somos de los que llevan escrito en la frente la frase aquella de la abuela: Nnadie da duros a pesetas".

Lo cierto es que es un muy buen consejo aunque no se aplica en el 100% de los casos. De hecho basta con encontrar un chollo para que nuestra búsqueda por Matrix haya merecido la pena. Dicho esto, la línea que separa el chollo y la estafa es a veces muy fina.

Algunos trucos que te serán muy útiles

Lo primero que viene bien es establecer dos parámetros: Qué necesito. Cuánto dinero tengo.

El primero podemos obviarlo si tenemos un cuadro agudo de arrebato transitorio por locura consumista. El seguro en cambio es mejor tenerlo estipulado para evitar sangrías una vez llegada la resaca. Si eres de los que ve más ceros en la cuenta de los que hay, tal vez la App Fintonic sea una buena aliada para echarte una mano.

La caza del chollo tiene un punto contradictorio. Buscamos el precio más bajo cuando realmente un precio muy bajo es sospechoso de ser una estafa.

Normalmente hay dos maneras para encontrarse con una ganga:

¿Dónde y cuando se cuecen los chollos?

No hay una única regla a la que remitirse para encontrar los chollos. Se trata de tener sentido común y seguir tu instinto. Eso sí, muchas veces ojear por aquí no falla:

Outlets. Esas tiendas en las que se ofertan productos fuera de temporada o con pequeñas taras y que suelen tener precios bastante competitivos. Si no necesitas ir a la última, puede ser una buena opción.

Clubs de compras. ¿Alguna vez has estado en un supermercado de productos al por mayor? Bien pues estas páginas se basan en el mismo principio. Reunamos muchos compradores interesados en lo mismo para hacer pedidos a precio unitario más bajo. Aritmética pura.

Promoción de bienvenida. Primero de carrera de marketing. Un cebo baratito para atraerte al resto de productos. Los descuentos son reales y a veces muy buenos. Si te limitas a la oferta ganas tú. Si arramblas con todo, ellos ganan.

Rebajas. El problema de las rebajas es que se circunscriben a un período temporal concreto. Si te encuentras fuera de sus rango de fechas no tienes nada que hacer. Por el contrario estar en rebajas puede hacerte ahorrar bastante dinero.

Subastas. Este es otro caso en el que si sigues las pautas puedes salir ganando. Se trata de encontrar un producto de tu interés en el que nadie esté pujando. Si eres el único al finalizar la subasta lo habrás adquirido a buen precio. Uno de los errores de principiante que a veces ocurre en estos sitios es picarte con otro pujador. El orgullo es muy mal consejero en las subastas.

Baja tus espectativas. A veces lo que en teoría pensamos que es un producto de peor calidad que el original, en la práctica no lo es tanto. Si la diferencia de precio es mayor a la diferencia de la calidad, habrás cantado Bingo.

Continua leyendo más trucos en la 2ª parte de este artículo:

compra online envío ofertas navidad chollos regalos

Otras notícias

C
¿Hablamos de rebajas? Mejor con prevención.
C
Meter una canasta y un gol a la vez es posible, y este vídeo lo demuestra