Unas escuelas en Australia cancelaron el musical ‘Grease’ porque lo consideran sexista y ofensivo