Le Voyage Dans La Lune Le Voyage Dans La Lune

Top Discos

Air AirLe Voyage Dans La Lune

7.4 / 10

No nos extraña lo más mínimo que los franceses AIR hayan sido los escogidos para recrear la banda sonora de una película como “Viaje A La Luna”. El chovinismo galo es proverbial, y más en un caso como este. El primer blockbuster de la historia del cine, origen primero en 1902 del género de ciencia-ficción, ha sido reestrenado recientemente a todo color en festivales de primer nivel como Cannes o Sundance. Si hacemos memoria y convertimos el séptimo arte en arqueología, nos podemos remontar a 1993, año en el que se encontró un rollo de la película de Geroges Mèlies en los archivos de la Filmoteca de Catalunya, coloreado artesanalmente a mano. Pero, aún con esas, no fue realmente hasta 2011, bajo la supervisión tecnológica del Technicolor Lab de Los Ángeles, cuando la cinta se volvió a proyectar por todo lo alto como si se tratara de un acontecimiento único. Con los fotogramas ya policromados, el lifting requería, de todas maneras, de un pequeño detalle más para ser completo, con el sello de aprobación de los estamentos modernos: una música que le hiciera justicia.

Aquí es donde entran en juego Jean-Benoît Dunckel y Nicolas Godin, que no son unos novatos en la materia – sólo su música sin imágenes suena a cine; basta con recordar la música servida a Sofia Coppola para recrear la jaula de oro de las hermanas Lisbon en “Las Vírgenes Suicidas”). Con la propuesta encima de la mesa, el reto estaba servido. ¿Cómo se puede acompañar musicalmente una cinta que todo el mundo (el mundo cinéfilo, se entiende) tiene más que mascada? Sencillo, reduciendo en poco más de media hora todos los clichés (positivos) que los últimos AIR han desarrollado en sus álbumes más recientes. “Le Voyage Dans La Lune” se vale del funk espacial y se asemeja a una jam jazz ( “Parade”, una de las pocas licencias rítmicas que pueden encontrarse aquí), Moogs del Jurásico ( “Sonic Armada”), sintetizadores que detonan como una lluvias de estrellas ( “Cosmic Trip”) y un leve toque psicodélico que vuelve a situarles cerca de sus adorados Pink Floyd ( “Lava”). Todo ello completado, como mandan los cánones del estilazo y el savoir-faire francés, con pianos elegantísimos ( “Moon Fever”) y una tensión (ese punto de partida de “Astronomic Club”) que lucha contra la ingravidez y los peligros a los que se enfrentan los protagonistas de la cinta.

Limitando la parte vocal exclusivamente a dos momentos muy concretos, AIR han decidido acertadamente que Victoria Legrand, cantante de Beach House (en la hipnótica “Seven Stars”) y Au Revoir Simone (en la algo inferior “Who Am I Now?”) sean las únicas narradoras de este viaje espacial que debería escucharse yendo de veintiún botones. Sin arriesgar lo más mínimo, Dunckel y Godin han conseguido firmar una banda sonora creíble y con entidad propia. Aunque, pensándolo fríamente, quizás ayuda que el minutaje total sea tan breve y no dé tiempo material para el relleno insulso de sus trabajos de estudio .

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar