Zusammen Remixes Zusammen Remixes

EPs

Dance Disorder Dance DisorderZusammen Remixes

7 / 10

Dance Disorder Zusammen Remixes BPITCH CONTROL (BPCWL004, 12” + digital)

Dance Disorder lo forman una DJ y productora de Barcelona (Baby G) y su socio Robin Crafoord, y en el primer EP que pusieron en circulación explotaban hasta sus últimas posibilidades el sonido sintético-espacial de los titanes alemanes de la música cósmica, pero con un giro baleárico –más o menos como una toma alternativa del “Love On A Real Train” de Tangerine Dream en remezcla de Todd Terje o Williams–. En cambio, para esta toma de remezclas, la aproximación es diferente: la música no llega siempre como oleadas de sonido del espacio exterior, sino más bien como un techno rocoso y vertebrado a partir de la furia del bajo. Da la impresión de que en Bpitch Control han preferido por esta vez ser más fieles al estereotipo que se han ganado a lo largo de los años y no al de sello en el que todo es posible. En cualquier caso, las dos remezclas del vinilo – Mr. G en la cara A y Discodromo en la B– dan una perspectiva diferente del trabajo de Baby G y Crafoord y funcionan con toda la eficacia del four-to-the-floor bien entendido. Mr. G, por ejemplo, está a la altura del prestigio atesorado como ex componente de The Advent y uno de los productores habituales del sello Rekids: sonido techno-bleep inalterable, sólido como una piedra granítica, aunque en ningún momento se escuda en la oscuridad tremendista o en la rapidez sin sentido; más bien todo lo contrario.

El remix de Discodromo (Giacomo Garavelloni y Giovanni Turco) respeta más el toque Tangerine Dream del “Zusammen” original aunque con un cimiento rítmico más duro y un final igualmente épico. Nada en comparación, eso sí –ni el remix de Mr. G ni el de Discodromo–, con el bonus digital que firma Jerome Sydenham en dos remezclas casi idénticas, furiosas y sin apenas instantes de distensión –melodía o silencio–, como un regreso al techno que tallaban como artesanos productores como Ben Sims o Jeff Mills no hace tanto, allá por mediados de los noventa.

Ronald Fritze

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar