Young EP Young EP

EPs

Summer Camp Summer CampYoung EP

8 / 10

Young Ep Summer Camp

MOSHI MOSHI (MOSHI114, CD + digital)

Hay una tradición ya asentada en la música popular que consiste en rendir homenaje a la costa oeste de Estados Unidos: desde Beach Boys y The Mamas And The Papas hasta Best Coast, los últimos discípulos contemporáneos de esa nostalgia californiana. En estos tiempos de llovizna que estamos padeciendo parecería improbable que un dúo de Londres adoptara esa misma estética, pero aún así, Elizabeth Sankey y Jeremey Wamsley han decidido lanzarse a ello mediante el proyecto Summer Camp.

Cuando estaba escuchando el EP con mi padre, él se mostraba reticente, afirmando que “intentar sonar como The Crystals no funciona si no eres un buen cantante”. Por otra parte, yo he visto más películas de John Hughes que mi padre (muy probablemente). Summer Camp aspiran a ser más Molly Ringwald que Veronica Bennette, una fusión de post-new wave y pop sixties con la sensibilidad lo-fi de las primeras referencias de 555 Records: una antigua polaroid de un vestido de lentejuelas.

Eso no quiere decir que sus aspiraciones se acaben concretando siempre. Ni de lejos. Gran parte de “Young EP” resulta agradable, como perdido en el tiempo, pero cuando consiguen conjurar el pasado, como ocurre en “Round The Moon”, suenan a gloria de color sepia. En esa canción Warmsley masculla una fábula agridulce de amor adolescente, su voz está sepultada profundamente bajo cajas de ritmo y teclados Casio: suena como David Byrne imitando a Mark E. Smith mientras realiza una versión de un tema de Jens Lekman.

“Ghost Train” es espléndida también. Es un tributo al amor no correspondido en esta era de transporte público poco de fiar –se sustenta en una voz a lo Debbie Harry (de hecho, papá, te diría que suena bastante bien) y un estribillo cautivador y estratificado. “Young” tiene, por momentos, una apariencia destartalada como hecha a propósito, pero “Ghost Train” consigue el mismo efecto de un forma encantadora: lleva sonando en mi cabeza desde hace semanas, haciéndome sentir nostálgica por recuerdos que ni siquiera sé si son míos.

En una entrevista reciente, Sankey explicaba que “para mí es todavía un motivo de frustración el no haber podido vivir la experiencia de ir a un instituto americano en los años 80”. Es el reflejo de una melancolía atizada por películas y vagas impresiones (más que por una experiencia cuantificable). Por tanto, “Young EP” es un tributo a una ilusión, nostalgia por recuerdos impregnados de John Hughes. Si eres de esa clase de gente que sienten morriña por lugares en los que nunca ha estado… dale una oportunidad a Summer Camp. Jessica Jordan Wrench

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar