Wonderland EP Wonderland EP

EPs

Black Chow Black ChowWonderland EP

7 / 10

Black Chow  Wonderland EP JAHTARI (JTR08, digital)

Kevin Martin es una persona que no conoce el significado de la palabra descanso. Sin nuevo material de The Bug a la vista y con King Midas Sound en un hiato, pudiera haber optado por irse de vacaciones a algún sitio y tomarse un descanso, pero en vez de eso se ha inventado un nuevo proyecto en el que seguir indagando opciones sonoras que no se le habían pasado antes por la cabeza. Black Chow, por ejemplo, es el tipo de música que nacería si Kevin Martin se preguntara “¿qué pasa si le añado a las canciones de King Midas Sound unas secuencias en 8bits, como en los discos de Disrupt?”. No sé a ciencia cierta si se hizo la pregunta en su cabeza o los cinco cortes del EP le salieron de manera espontánea, pero la única realidad es que Black Chow es una vía paralela con mucho recorrido por delante en la que Martin ha alistado a su vocalista asiática, Hitomi, y todo con una idea: que su interpretación industrial del dub no se oxide.

La diferencia fundamental entre Black Chow y King Midas Sound, además de la ausencia de la figura del toaster y una subida apreciable del tempo, es la substitución de los ecos brumosos del álbum en Hyperdub por una producción más espesa en la que Martin juega con bajos digitales y las antes aludidas frases sonoras de videojuego. En efecto, esta es su encarnación 8bits, aunque muy lejos del sonido chiptune militante: Martin usa los sonidos de videoconsola de manera prudente y económica, como un adorno, sin concederle más importancia de la testimonial. Es para él más importante darle una forma enérgica a las canciones sin llegar al brutalismo –esto no es ni el “Poison Dart” que hizo como The Bug junto a Warrior Queen– ni tampoco perderse en una nube de ganja. Es el preciso punto intermedio, entre la calma y el nervio, ideal para que la voz de Hitomi se mueva como un pez en el agua.

Claude T. Hill

Black Chow - Wonderland

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar