With U With U

EPs

Holy Other Holy OtherWith U

9 / 10

Holy Other  With U TRI ANGLE (TRIANGLE04, CD + 12” + digital)

Todo suena tan fácil, lógico y atractivo en Holy Other que es inevitable preguntarse por qué no había sucedido antes. Igual es que no es tan fácil, al menos poner en marcha la combinación ganadora que da acceso al premio gordo. Una cosa es la teoría, y otra muy distinta es la práctica: para lo segundo se necesita un talento especial, no sólo ideas. La mezcla de conceptos que propone Holy Other es hipnagogia + R&B cavernoso + dubstep lánguido, o sea, How To Dress Well + Balam Acab + Burial. En otras manos, esta suma se convierte en un pastiche oportunista, un espanto vulgar; pero en las de Holy Other –productor de Manchester del que no se conoce todavía la identidad, pero sí su pasado: antes de “With U” sólo había editado un 7” en Transparent, sello con una vaga conexión con la chillwave– brota la magia. Así es, por cierto, como Tri Angle consigue ir amasando su asombroso roster de artistas: dejándose las pestañas en búsquedas difíciles por lo más profundo del underground.

“With U” es superior a lo que se pueda decir con palabras. La suma de influencias se lleva al pie de la letra, sin sorpresas inesperadas, pero hay algo en Holy Other que consigue que se activen sensores de todo tipo: placer, nostalgia, tristeza, euforia. A cada minuto se van sucediendo emociones diversas que obligan a seguir escuchando con una mezcla de sorpresa y corazón sobrecogido. Se puede argumentar que la influencia de Burial es decisiva –las voces suenan en registros graves a pesar de ser celestiales en origen, con manipulaciones de pitch y dejando una estela de eco–, pero no hay copia porque los beats de Holy Other son distintos (salvando “Touch”): se mueve por un downtempo tóxico que recuerda a Hype Williams si, en vez de caos, psicodelia e improvisación, hubiera una dieta de consumo musical a base de Timbaland según la técnica de deformación screwed & chopped (y envuelto en oro en vez de barro). ¿Witch house? Es una aproximación que podría servir por el trasfondo nocturno y algo gótico que transmiten cortes como “Feel Something” o “Yr Love”, pero no hay ni rastro de tremendismo teatral ni sangre de mentirijillas hecha de ketchup. Aquí hay abrazos y calor; en realidad, estos son, muy posiblemente, los 22 minutos más rompecorazones escuchados en muchos meses.

Javier Blánquez

“Touch”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar