Winter Turn Spring Winter Turn Spring

EPs

Juk Juk Juk JukWinter Turn Spring

9 / 10

TEXT RECORDS (TEXT012, 12”)

La escasez de información de que se dispone acerca de Juk Juk –sólo un nombre y una ciudad: Caleb Waterman, Londres– es inversamente proporcional a la riqueza del sonido que aparece condensado en este 12” que, cuanto más lo diseccionas, más maravilloso y especial resulta. Como en todo el catálogo de Text Records, la mano de Four Tet se nota ya sea en la masterización, en los consejos o en las debilidades personales, porque Kieran Hebden es un hombre que escucha más con el corazón que con los tímpanos y eso siempre se nota. “Winter Turn Spring” consiste en dos piezas de beats levemente conectados con la escena bass y garage que a la vez conservan un atractivo indie, pero que ni son para el club ni para los festivales, sino para degustar muy en soledad y con auriculares, sin salir de casa, porque aunque el colorido de los beats y las armonías sí hagan pensar en un disco primaveral, como indica el título, su intimidad es de puertas para adentro y con las ventanas cerradas, muy de invierno. Un invierno, eso sí, con calefacción, luz artificial y todas las comodidades.

La manera de producir de Juk Juk es extraordinaria, porque cuando pareces reconocerle puntos de partida –James Blake podría ser uno, Caribou y el propio Four Tet también– él resuelve el juego de los parecidos con giros sorprendentes. Por ejemplo, “Frozen”, que empieza y acaba con un remolino ambiental muy sereno, sobre el que patinan un punteo de guitarra –que recuerda más a la psicodelia folk de los 70 que al white soul de los nuevos posterboys del dubstep– y una voz temblorosa y lenta que obliga a pensar que el vinilo va lento, que en vez de a 33 rpm debería pincharse a 45. Pero es un espejismo: al poco rato irrumpe una ruptura de beat y bajo, entre hip hop y 2step con un juego de voces que parecen trinos de pájaros, y la pereza inicial se transforma en una celebración optimista que roza la felicidad incontenible. “Winter Turn Spring”, la cara A, funciona igual, aunque su cadencia es más reconocible como garage, pero el efecto sensorial es tan inesperado y jubiloso como antes: la clave está en el tejido de voces –como Laurie Anderson producida por Horsepower Productions, vocales apuntilladas en un tapiz minimalista– y la entrada de un bajo demoledor que propulsa aún más hacia arriba una construcción argumental basada en un crescendo controlado de seis minutos. Este debut es de esos que activan todas las alarmas. Hay que estar vigilantes con Juk Juk a partir de ahora, y si hace falta contrataremos detectives.

Javier Blánquez

Juk Juk - Winter Turn Spring (TEXT012) by Four Tet

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar