Twigs EP Twigs EP Top

EPs

Twigs TwigsTwigs EP

8.6 / 10

Desearíamos que la producción en cadena de música se parase a finales de año, mientras se confeccionan las listas de lo mejor del ciclo. O, al menos, que el material nuevo que llega hasta nuestras manos no tuviera el suficiente embrujo como para dificultar el proceso de filtrado de los anteriores 12 meses. Pero nunca ocurre. Twigs ha sido una de esas cosas que nos ha cautivado y que, por su precipitada llegada y su desbordante calidad hemos decidido guardarnos para inaugurar por todo lo alto el 2013. ¿Y quién es Twigs? ¿Y qué más dará? Twigs es una escueta web con cuatro misteriosos vídeos lanzados en los últimos meses. Con el último clip llegó también una cuenta de Bandcamp y un lanzamiento en white label en paralelo. Los cuatro temas que acompañan a los vídeos conforman esta misteriosa carta de presentación del proyecto que, todo parece indicar, lidera la chica de piel morena y frágil aspecto dedicada a reventar un todo terreno mientras suena “Breathe”. Fue el último tema acompañado de vídeo en emerger. Y es, sin duda, el que mejor funciona como single. Pero no es el único gran tema que hay en este EP ni de lejos.

Las sonoridades de los cuatro temas no nos son novedosas ni extrañas. Es la manera de mezclarlas y colocarlas la que hace que Twigs suene a otro tiempo o a otra galaxia o a otra raza. En definitiva, a aire fresco en la electrónica intimista downtempo. Siguiendo la fórmula mononuclear femenina de otras triunfadoras del año –véase Grimes, véase Julia Holter, Laurel Halo–, Twigs se decanta por la melancolía como sentimiento que conduce el mood de sus canciones; salvo en “Weak Spot”, donde enrarece el resultado con sintetizadores chirriantes y aterradores y susurros sibilinos. Susurros que en determinado momento se convierten en alaridos de ninfa. No sabemos quién es esta chica, pero sí sabemos que le tiene cogido el punto a su garganta, que saca diafragma cuando se pone seria pero deja el aire hueco en la glotis cuando nos quiere hacer pupita. Si no os lo creéis estudiad el perfecto paralelismo de una inhalación–exhalación y la repetición de “just breathe” en el estribillo del tema bandera del EP.

Como ya hemos dicho, “Breathe” es quizás el tema más resultón porque dentro de la extrañeza es el que más genoma comparte con un tipo de pop electrónico al que estamos acostumbrados. “Hide” y la extrema delicadeza de la voz sombreada por una pesada línea de bajo y un metrónomo que oscila requiere de unas cuantas escuchas para encontrarle parecido a la vertiente más soul de James Blake, aunque con otras tonalidades y texturas. A “Ache” también se le pueden sacar parecidos pero muy de refilón. La instrumental recuerda algo a los primeros Darkstar por el patrón rítmico cercano a los 140 bpms. Pero el elemento que más reina en este tema es la voz de Twigs (así habrá que llamarla hasta que tenga nombre) y un estribillo onomatopéyico digno del The-Dream más inspirado y efectista. Aquí no se salva ningún tema: todo es material exprimible, excelso y de primera calidad; he aquí la primera entrada de lo mejor de 2013.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar