Tudor Acid 304 : Remixes Tudor Acid 304 : Remixes

EPs

Tudor Acid Tudor AcidTudor Acid 304 : Remixes

8 / 10

Tudor Acid  Tudor Acid 304 : Remixes TUDOR BEATS (TB-304-12, 12”)

El inesperado resurgir de la casa regente de los Tudor en la cultura popular –con la homónima serie de televisión como estandarte, esa que narra muy peliculeramente la sanguinaria y semental vida de Enrique VIII– tiene un apéndice extra en Tudor Acid, el proyecto de un Richard Wigglesworth al que no le ha importado en absoluto cambiar el hacha para desmembrar cuellos por una TB-303 de Roland con la que salpicar el club de soniditos ñigo-ñogo, no de sangre. Su álbum de debut, “Merri Portland” (2009), podría interpretarse como una versión poco inspirada del último Luke Vibert que graba en Planet Mu, y el hecho de que sea Vibert quien aporte el primer remix de este maxi – “Tudor Disco”, en una línea muy próxima a lo que ha venido haciendo el de Cornwall bajo su disfraz Kerrier District pero con fuerte borbotón de sulfuro– es como un reconocimiento de paternidad que, en cierto modo, le empequeñece. Pero lo que empequeñece a Tudor Acid como proyecto también engrandece un vinilo que tiene en el remix de Vibert un corte caliente para esos clubes que todavía se atreven a pinchar braindance: burlón, con los picos de intensidad melódica bien situados, mezcla de acid freak a lo “Analord” y sonido disco cósmico, es trackpara gente muy freak. En la cara B se rebajan los niveles de excentricidad y se refuerzan los de funk robótico, ya que es Radioactive Man –el enorme Keith Tenniswood de Two Lone Swordsmen– el que echa mano de la brocha electro y le aplica una capa de espasmos rítmicos marca de la casa. Me pone palote, qué quieren que les diga.

Javier Blánquez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar