Tracks And Traces Remixed Tracks And Traces Remixed

EPs

Harmonia & Eno ?76 Harmonia & Eno ?76Tracks And Traces Remixed

8 / 10

Harmonia & Eno ‘76  Tracks And Traces Remixed GRÖNLAND

Una clase rápida de historia del krautrock nos diría que Harmonia nace de la unión del dúo Cluster –Dieter Moebius y Hans-Joachim Roedelius, decantados por entonces hacia el ambient cargado, con mucha modulación, paralelo a los primeros Tangerine Dream– con Michael Rother, por entonces –estamos en el año 1973– miembro de Neu! Graban dos discos y en 1976 se disuelven sin publicar el tercer álbum, en el que participaba Brian Eno. Esas sesiones de grabación vieron la luz en 1997 en el álbum “Tracks And Traces”, y el año pasado, aprovechando que Grönland había recuperado los derechos de explotación, el álbum conoció una reedición como dios manda, con portada y temas nuevos, amén de sonido remastered. En paralelo, el sello debutante Amazing Sounds consiguió reunir a tres de los cerebros más intoxicados del dubstep para operar dos remixes con más niebla que el Londres victoriano, uno más profundo y con raíces en Jamaica –el de Shackleton, aunque conforme avanza se pone peligrosillo– y otro atmosférico, fiel al original, a cargo de Appleblim & Komonazmuk. Aquel artefacto era una maravilla y una insólita vía de comunicación entre el dubstep inconformista post-Skull Disco y las corrientes espaciales de ayer y hoy, y se quedó en rareza hasta que en Gröndland han decidido recuperar sendas pistas para este CD extenso –40 minutos– con el que “Tracks And Traces” queda oficialmente remezclado in extenso. El pequeño punto débil del CD es que esas dos revisiones ya conocidas de “Sometimes In Autumn” y “By The Riverside” siguen siendo las mejores, a mucha distancia de la que entregan MIT de “Sometimes In Autumn” –nostalgia kraut entre los Kraftwerk y Tangerine Dream, época primera– o Modularsystem de “Vamos Companeros” y Burger/Voigt de “Almost” –que se las llevan a terrenos de minimal techno poco sorprendentes–. Y se queda en tierra de nadie The Field, que acomete un remix de “Luneburg Heath” en la línea kosmische de Michael Rother en sus discos en solitario de los 70: el sueco se mantiene fiel a su dictado espacial, pero le falta intensidad y seducción hipnótica. Lo que no quita que, para cualquier krauthead, este CD sea una escucha, cuanto menos, recomendable.

Tom Madsen

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar