The Rider Ep The Rider Ep

EPs

Henry Saiz Henry SaizThe Rider Ep

7 / 10

Henry Saiz, The Rider Ep RENAISSANCE (RENX085, digital) Henry Saiz es un hombre de temas largos –los dos de este EP se van hasta los nueve minutos, que en el house progresivo viene a ser la longitud estándar (algo así como los 20 centímetros del porno)–, y es también un hombre al que le gusta construir las cosas con paciencia, sin pensar en que algún día (en diciembre de 2012, concretamente) se vaya a acabar el mundo. No le preocupa dejar las cosas hechas cuanto antes mejor para poder pasar página, sino dejar el trabajo bien terminado, con todo lo que sus tracks necesiten, sin olvidarse de nada que se pueda echar en falta más adelante. Pero tampoco es Henry un hombre barroco –ha aprendido a no recargar más de la cuenta–, y eso sitúa su música en un punto dulce de equilibrio entre la sensación de movimiento perpetuo, el de ese viaje al que alude en el título, y la idea de que es música que no se mueve, que permanece en el tiempo y el lugar, inalterable. Como los sofistas griegos, que eran capaces de defender una idea y su contraria, Henry Saiz es el Heráclito y el Parménides –simultáneamente– de la escena prog: melodía etérea, ecos, percusión constante pero discreta, acabados hi-tech, todo pensado para llegar a algún lugar sin moverse del sitio (o sea, música más mental que física, o directamente psicodélica). Mientras “The Rider” apuesta por la construcción lenta, los arpegios y el sonido cósmico –se nota que al madrileño le encanta la música de sintetizador de los años 70, sólo faltaría–, “Unmei” se desborda como un río tras la tormenta y enciende la chispa de la épica, aunque rápidamente la apaga, no sea que le salga algo tipo trance malo. Es ese miedo el que frena un poco a Henry: la melodía podría ser más elaborada, la producción más abstracta. Ya llegará. Javier Blánquez

Henry Saiz - The Rider

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar