Split Split

EPs

Woods / Amps For Christ Woods / Amps For ChristSplit

5.3 / 10

La idea de un split de Woods y Amps For Christ sonaba en un principio de lo más prometedora: a priori, de la unión del hardcore experimental de Amps For Christ y del pop psicodélico de Woods sólo podía salir algo bueno y explosivo. No ha sido así: resulta ser un disco monótono y, por qué no decirlo, algo aburrido. Después de escuchar Sun & Shade (Woodsist, 2011) y “The Oak In The Ashes”, éste de Amps for Christ (Shrimper, 2001), cabía esperar un trabajo cuando menos más energético, pero en su lugar tenemos en “Split” un experimento de folk psicodélico y experimental pausado, tranquilo, reflexivo y muy instrumental. Del rock de Amps For Christ apenas hay rastro: se le adivina en canciones como “ September Saturn”, pero es un rock apenas insinuado, que no se atreve a terminar de serlo. En lugar de las guitarras se han hecho fuertes el sitar y el koto, ese instrumento japonés de origen chino y que requiere de tal grado de virtuosismo que la forma en que lo utilizan Amps For Christ y Woods es directamente la de jugar con él y experimentar con el sonido de ambos instrumentos juntos. Curioso, pero olvidable.

En realidad, el sitar es uno de los elementos estrella de este EP: aparece prácticamente en todas las canciones y su protagonismo es absoluto en temas como “ From Oatmeal To Buttermilk”, que haría las delicias de cualquier hippy de los 60s en búsqueda de la verdad absoluta de la mano de cualquier “maharishi”. Esa misma tónica se repite en “ Brothers”, otro de los temas que interpreta Woods. Se rompe un poco esa tónica con la experimentación de “ Native Chantz”, que dura poco más de minuto y medio y donde guitarras y sintetizadores compiten entre sí, y también con “ Lord Bateman (Child #53)”, un medio tiempo de guitarras ruidistas lo-fi y la brevísima “ Wind Was the Wine”.

La impresión general que da este split, sin embargo, es la de que Woods y Amps For Christ se hubieran aislado del mundo en mitad de un bosque, durmiendo en tipis y fumando hachís mientras componían rodeados de bongos, campanillas y sitares: es un disco tan cercano a la psicodelia hippy de los sesenta que cuesta trabajo discernir si es un homenaje, un guiño o una preocupante falta de ideas y espíritu transgresor. No discuto que Woods y Amps For Christ no tuvieran más intenciones que las de grabar un disco bucólico y pastoral pero francamente, a mí me ha dado bajonazo.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Violaciones

Actualidad

La última "genialidad" del gobierno mexicano para luchar contra el acoso sexual: un pito

Empecemos a enseñar a no violar en vez de a no ser violadas.

leer más
Hablar solo

Actualidad

¿Qué son esas voces que escuchas en tu cabeza?

La próxima vez que taches a alguien de loco por escuchar voces en su cabeza... fíjate en tu interior

leer más
jillian sobol

Historias

El coraje de ser una bebé abandonada en una universidad y graduarte en ella

Una historia circular de amor y superación.

leer más
decisiones

Historias

Por qué somos mejores dando consejos que tomando decisiones propias

Ahora mismo sufres de fatiga de decisión y no lo sabes.

leer más
iggypop

Noticias

Iggy Pop odia la música moderna: “Te quedas en plan, ¿por qué no me muero ya?”

Ni drogas, ni música electrónica.

leer más
Merve Buyuksarac

Actualidad

Un año de cárcel para una ex Miss Turquía por bromear sobre Erdogan

"¿Quién será el loco que me juzgue?".

leer más
Emilia clarke

Noticias

La madre de dragones no quiere ser chica Bond... quiere ser James Bond

... y quiere a Leonardo DiCaprio como chico Bond.

leer más
portada

PlayGround Food

Así se prepara la fruta helada para lamer

Si no tienes media naranja, mejor cómete dos.

leer más

cerrar
cerrar