Soft Control EP Soft Control EP

EPs

Slava SlavaSoft Control EP

7.6 / 10

Precisión en la microcirugía. Pulso de miniaturista en el cincelado de las partituras. Sensibilidad de poeta. Gracilidad de banderillero. Cuidado porque estamos ante uno de los productores más interesantes de la actual escena estadounidense. “Dreaming Tiger” ya nos descubrió a un talento en plena incandescencia: un cardiólogo preciosista capaz no sólo de aumentar las pulsaciones del ganado bailongo sino de encoger también el corazón del dancefloor a base de melodías de cristalería fina. Este apasionante “Soft Control” deja claro en sus cinco movimientos que la batuta del geniecillo afincado en Brooklyn dibuja algunas de las líneas más arrebatadoramente hipnóticas del momento. ¿Se puede convertir la pista de baile en una playa espumosa en pleno amanecer? La electrónica también es amor, vaya que sí.

Slava Balsanov es un joven maestro del house feérico y del submarinismo digital descubierto para el mundo, vía Software, por Daniel ‘Oneohtrix Point Never’ Lopatin. Pero no se queda ahí su aportación. De hecho, el espectro de colores que abarca su arco iris presenta resonancias rabiosamente contemporáneas. Los ecos bass, muy presentes en los subgraves acolchados de “Whirlpool” y “I Got Feelings Too” –polirritmia aterciopelada, graves de otro planeta, exotismo casi sexual–, son fundamentales, pero Slava le da una nueva silueta al asunto, introduciendo dichos componentes en un óleo de pop (retro)futurista e IDM que te acaricia el cerebro como un guante de seda neuronal.

En los sintetizadores y los claps narcóticos de “I Had” también alinea su imaginación con el garage más experimental. Sinfonía de platillos sedosos, samples vocales que se repiten una y otra vez y suavísimas dosis de funk líquido en otro track memorable que rivaliza con la curvilínea “File”, una ducha caliente de sensualidad que va del electro a la delicadeza del sonido Detroit más emocional, apelando a la escarpia deep y a melodías lejanas, vigorizantes, sensibles. Las arpas digitales y los querubines cibernéticos de “Swan” bajan directamente del cielo para poner el broche ambiental a un EP destinado a dejar huella. Recuerda su nombre: Slava.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

cocaína

Ficciones

Soy adicta a la peor droga del mundo

Creo que estoy perdiendo el control.

leer más
olas

Historias

La olas quieren decirnos algo, y este fotógrafo lo sabe

Ray Collins empezó fotografiando a sus amigos surferos, pero en seguida comprendió quiénes eran las protagonistas. 

leer más
top hormigas

Actualidad

¿Ves esta hormiga? Ella también te ve a ti

Después de crear canguros, pingüinos y mariposas robot, la compañía Festo lanza las hormigas biónicas

leer más
Stilyagi

Actualidad

Hipsters soviéticos y gatos voladores: un viaje a la contracultura rusa

"Ha que convencer a la mayoría silenciosa de alzar su voz contra el regreso del totalitarismo"

leer más
Nueva York

Actualidad

La cara más violenta de Nueva York en 10 fotos históricas

Cada esquina de Nueva York huele a sangre fresca, esta ciudad lleva el crimen en su ADN.

leer más
topfb

Historias

El día que Facebook me reveló la noticia más dolorosa de mi vida

No tenía cobertura. Necesitaba Wi-Fi. Pero hubiese preferido no conectarme.

leer más
top hearst 2

Historias

De millonaria a terrorista: la rehén que se enamoró de sus secuestradores

La biografía de Patty Hearst tratará de desvelar por qué se unió a sus secuestradores, pero ella no la leerá.

leer más
Maria Rodés

Actualidad

Amantes, reptiles y miedos escénicos: así sueña una mujer cantautora

En el jardín de la duermevela crecen las flores raras

leer más

cerrar
cerrar