Sicko Cell / Knock Knock Sicko Cell / Knock Knock

EPs

Unknown UnknownSicko Cell / Knock Knock

8 / 10

swamp

SWAMP 81 (SWAMP014, 12”)

En la carpeta del vinilo no consta el nombre del autor, pero ya sabemos que detrás de “Sicko Cell” está Joy O., un hombre que ha querido y sabido jugar –con éxito– a ser Burial durante medio año escondiéndose tras una confortable pantalla de anonimato. Cuando esta canción apareció en portales como YouTube y en las maletas de varios DJs influyentes de la escena, se empezó a correr la voz de la existencia de un hit en potencia y, con el paso de los meses, al final hemos obtenido una joya del post-dubstep más premeditadamente sucio e intenso (aunque abrillantado con el sonido casi house característico en Peter O’Grady). Lo sucio no está tanto en la textura del sonido como en su intensidad, que resulta visceral por momentos: las voces están rebajadas varias octavas para tener esa cualidad amenazante que hace años se puso de moda en el minimal techno, y tanto el beat como los pads atmosféricos, como el patrón electro subterráneo que añade un toque drexciyano, parecen querer saltar del altavoz en una perceptible curva 3D (eso sin contar la letra en dos tiempos, “I’m the information / cocaine powder / I’m so addicted”, que compara el conocimiento con una droga, de ahí esa neurona psicópata necesitada de nuevos inputs).

La cara B, “Knock Knock”, es igualmente cruda en la manera en que resuenan las cajas y en la rugosidad en que se modifica en tiempo real un beat levemente emparentado con la escena funky, y también por la forma alterada en que vuelven a aparecer las voces. No es ni una vocalización de pitufo ni de diva, sino la de una inteligencia artificial deteriorada que acompaña con temblores un sonido que es el de las máquinas funcionando de manera defectuosa, a punto del colapso por un golpe de calor, como si los cables estuvieran cortocircuitando y el metal a punto de fundirse. Decir que este 12” es una revolución en el dubstep de última generación quizá sería exagerar, pero no se puede negar su calidad, su pegada y su influencia a pequeña escala. Cuando la escena parecía estar amansándose y disfrutando de unos meses de relajación que nos conducen irremediablemente hacia el aburrimiento, “Sicko Cell” es como un despertar violento, un toque de atención, una llamada, otra vez, a las armas.

Javier Blánquez

Joy O - Sicko Cell (Vinyl) [Swamp 81] by frankyboy

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar