She's Acid / Must Move She's Acid / Must Move

EPs

FunkinEven FunkinEvenShe's Acid / Must Move

9 / 10

FunkinEven  She’s Acid / Must Move

EGLO (EGLO 08, 12” + digital)

Todo el mundo parece estar coincidiendo en señalar a FunkinEven como la respuesta inglesa a Dâm-Funk, pero hay algo que no termina de quedar claro: ¿en base a qué? Es evidente que ambos comparten un uso semejante del equipo electrónico –analógico, sintetizadores de tercera generación, modelos portátiles de Roland– y una raíz en el funk sintético, pero donde Dâm-Funk es acaramelado y fomenta la música para dormitorios con la luz bajada y una botella de champán en una cubitera al borde del lecho –al lado de los condones–, FunkinEven explora el electrofunk en su vertiente más cruda, más a pie de calle. Es cierto que antes se había distinguido también por producirle temas de alto voltaje neo-soul a Fatima, una de las dos vocalistas femeninas que han ido publicando material en el flamante sello Eglo de Alexander Nut y Floating Points, pero sólo hay que escuchar “Must Move”, que aspira a ser la refundación de la música para practicar breakdance en fiestas wonky, para percibir que aquí hay un cambio. Es electro sin robótica, casi entrando en el revival de sonidos de mediados de los ochenta como el boogie y el go-go, con la ocasional nota analógica prolongada como el silbido de un tren del futuro lejano, pero en absoluto un tema acaramelado y de juegos íntimos en el borde del sofá: como un Egyptian Lover sin robots articulados, esquelético, minimal y con un groove tirante capaz de romper caderas. De todos modos, el tema estrella del 12” es el “She’s Acid” de la cara A, con una 303 incisiva, aguda como una flecha, capaz de perforarte el cráneo desde dentro del oído, que preside un corte que es esencialmente el mismo que “Must Move” – beatbox hueca, un segundo bajo que suena a rugir de tripas, cencerros, palmas y bombos dislocados que no caen en el sitio que les correspondería en el patrón rítmico– pero con el brochazo de lisergia que tanto nos gustaba en los tracks de Armando. En lo que queda de año, para calcular niveles de efectividad sexy en los temas por venir, habrá que usar este 12” como unidad de medida. Y el nivel está por las nubes.

Javier Blánquez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar