Safehouses EP Safehouses EP

EPs

Pariah PariahSafehouses EP

9 / 10

Pariah R&S (RS1005, 2x12” + digital)

Pariah, nombre bajo el que se oculta el joven Arthur Cayzer, estaba originalmente en el primer grupo de continuadores –o imitadores, según lo prefieran– del sonido acuñado por Burial. En su primera producción conocida, un remix para The xx ( “Basic Space”), su manera de unir breaks y texturas era sospechosamente similar a la de la fórmula “Untrue”: el bajo amortiguado, las voces filtradas hasta dejarlas en un eco distante, las atmósferas cargadas de estática y de tristeza. Luego llegó “Detroit Falls / Orpheus” (R&S, 2010), su primer lanzamiento oficial, y la cosa ya no parecía tan mimética. Se había producido una evolución hacia el techno de la Motor City, expansivo y sereno como en una fuga hacia las estrellas protagonizada por Kenny Larkin. Pariah, pues, se ha ido alejando de Burial y se ha aproximado a (por ejemplo) Actress, y para que nadie le recrimine nunca más las influencias –como si eso tuviera algo malo–, “Safehouses EP” es un esfuerzo titánico por ser de una vez él, Pariah, un talento con voz propia.

Seis temas repartidos en dos vinilos: un maxi ambicioso sin hilo argumental unificador, para mostrar todos los ángulos de un poliedro estético al que se le quería identificar sólo con un lado y negando la existencia de su cara oculta. El instante Burial es “Railroad”, en la introducción y las voces asexuadas, celestiales, con el añadido de un break a mitad de tema que sube la cadencia y se va a un halfstep lujoso en texturas, como unos Omni Trio a cámara lenta. Las mismas voces están en “Crossed Out”, aunque es la lectura que hace Pariah de sus escuchas de las armonías pellizcadas de Todd Edwards y el 2step, y más allá de ahí hay que buscar similitudes en otros campos. “Safehouses” es el poco original pero siempre bienvenido cierre ambiental, por ejemplo, y “C-Beams” una incursión en el hip hop averiado a lo Illum Sphere. ¿Y el techno que invadía hace unos meses “Detroit Falls”? Cayzer se lo guarda para “Prism”, que en realidad es future bass ralentizado con el break del electro y una lluvia de notas de sintetizador, y sobre todo en “The Slump”, el tema inaugural. “The Slump” es la clave: en un desarrollo funky que Ramadanman haría suyo, Pariah incrusta otra secuencia de electro old school que obliga a torcer el cuello con rabia y euforia. Es uno de los EPs del año, pero no es eso lo importante: lo mejor es que Pariah deja de ser un ídem para coronarse príncipe. Javier Blánquez

RS1005 - Pariah - Safehouses by R & S Records

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar