Ripatti03 Ripatti03

EPs

Vladislav Delay Vladislav DelayRipatti03

7.6 / 10

Sasu Ripatti reactivó su sello Huume en 2004, después de tenerlo abandonado y como puta por rastrojo durante varios años, y lo mantuvo a buen rendimiento hasta 2008: ahí planchó referencias suyas que cuentan entre lo mejor de su producción techno, como dos discos bajo el alias Uusitalo y el “Whistleblower” que firmó como Vladislav Delay. Reeditó también material suyo antiguo originalmente lanzado en Chain Reaction y hasta mucho del legado antiguo de Luomo: en cierto modo, para el músico finlandés la operación consistía en encontrar para sí un hogar donde estuviera cómodo, y de paso recuperar poco a poco la propiedad absoluta de su música. Pero Huume desapareció y sus diferentes alias empezaron a salir en lugares inesperados, tanto en positivo -Honest Jon’s- como en negativo -Moodmusic-. Ripatti ya no sólo es un apellido, ahora es también el nuevo sello en el que el finlandés irá editando su música, y lo hace con una sensación de libertad refrescante. Este primer 12” condensa dos tracks de características opuestas: el primero, “#5”, es un house nervioso y atropellado, muy cercano a lo que Mark Fell lleva un par de años haciendo como Sensate Focus, ese 4x4 con la tibia rota y un ritmo inexacto; el segundo, “#22”, también cabalga a lomos de un beat tartamudo, pero está rodeado de las habituales decoraciones ambientales, como el sonido de un cubito de hielo que se derrite poco a poco, que han caracterizado la música de Vladislav Delay desde hace más de 15 años. El EP resume un espíritu algo enfermo -el del techno de vanguardia, actualmente en horas bajas por tedio interno y desinterés externo- a la vez que transmite una lección de tesón admirable. Es difícil aburrirse de Sasu Ripatti, en todo caso: lo que hace, siempre tiene ángel.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar