Remixes Remixes

EPs

Steffi SteffiRemixes

8 / 10

OSTGUT TON (o-ton48, 12” + digital) “Yours & Mine” no es un álbum especialmente preocupado por la actualidad del techno. Pero, ¿qué es la actualidad del techno? Si opinamos que debe ser la revisión reseca del viejo sonido duro e industrial que aún mantienen vivo Sandwell District, Surgeon y demás jinetes del Apocalipsis, entonces definitivamente la delicadeza old school de la residente holandesa en el club PanoramaBar no nos sirve como ejemplo. Pero precisamente lo retro sigue siendo moneda de cambio valiosísima en Clublandlia desde que la huida precipitada del minimal dejó ese vacío de confusión que empezaron a llenar el regreso del deep house y la enésima ola del revisionismo Detroit. Ipso facto se abrió una fina ventana por la que han ido entrando, poco a poco, brisas ligeras del primer sonido intelligent techno inglés, y en esas estamos: Steffi no está en el centro de la actualidad, sino un poco adelantada a su tiempo –su pasado en el oblicuo sello Klakson le avala–. Los 90 están volviendo y este 12” en el que se remezclan “Yours” y “You Own My Mind” y “Arms”, tres de los mejores temas del LP, quiere propagarlo a los cuatro vientos.

¿Cómo? Por ejemplo, llamando a Lone, un renacuajo que mataría por haber sido un adolescente cuando en Bélgica y Holanda se exportaban white labels de las grandes ciudades americanas como si fueran tomates. Su revisión de “Arms” está en la línea de su material propio en Werk, R&S y Magic Wire Recordings: es un barroquismo con sentido del equilibrio –frondoso, no manierista– en el que se entretejen pads de Detroit, strings de música disco, congas house, bleeps warpianos y melodías para echarse a los cielos y planear. También se puede llamar a Staffan Lindberg, un recién llegado que domina el lenguaje del techno-rave psicodélico con breaks, y que se marca un remix de “You” en el que las líneas de bajo son exactamente iguales a las del “Satan” de Orbital –mientras que todo lo demás es una colección de navajazos vocales para bailar en pleno ataque de luces estroboscópicas–. Por ahora, el maxi ya se sale. Sólo falta el tercer mix, firmado por The Analogue Cops, primero flotante, luego constante en el beat –tipo Ben Klock–, para constatar que este 12” es para comprarlo, tenerlo y gastarlo. Techno tan actual que podría ser de hace dos decenios, y no es una paradoja.

Javier Blánquez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar