Rappayamatantra EP Rappayamatantra EP

EPs

Jeremiah Jae Jeremiah JaeRappayamatantra EP

8 / 10

Jeremiah Jae  Rappayamatantra EP BRAINFEEDER (BFDNL017, digital)

¿Un nativo de Chicago fascinado por las filosofías orientales y los efectos espectrales que rapea como si andara sonámbulo y puede que sea el primer (y único) representante del género que podrían bautizar como hauntology-rap? Hay que escuchar esto, no cabe duda. Primero, para quitarse el asombro de encima tras superar la fase inicial de WTF!. Segundo, para perderse entre la espesura de sus producciones descubriendo matices sin descanso en estos 22 minutos de locura. Tercero, para quedarse ahí y empaparse una y otra vez de la locura narcótica que se ha sacado de la manga Jeremiah Jae, descubierto por Flying Lotus tras editar su EP “Dxnce”, y que ahora se integra como uno de los locos de la familia Brainfeeder, muy cerca de Ras G. Este “Rappayamatantra EP” parte de la idea holística de que todos los seres humanos tienen en su interior un alto poder de autotransformación que puede cambiar el mundo –se le ocurrió tras una ingesta sin control de libros budistas y setas alucinógenas (lo de las setas es sólo suposición)– y anticipa un álbum completo, “Raw Money Raps”, que tendría que llegar este año.

Son ocho cortes unidos entre sí en un tapiz deformante de 22 minutos en los que hay demasiados puntos en los que detenerse. El tipo es torrencial y abruma con su talento; habrá que ver si es capaz de mantener el tono en un álbum. No sólo rapea como si fuera la versión crackhead de Quasimoto, sino que envuelve las bases en lo que parecen efectos de radio al estilo Ghost Box –de ahí lo de hauntology-rap; miren este título: “Vertical Pupils”, o si no el sample de “Revolution 9”, el tema de musique concrète de los Beatles en el “White Album”, que asoma en “The Dirty Collector Pt. 1”–, pasajes astrales que rozan el jazz y que tienen algo de escapada espacial a lo Sun Ra, capas espesas de eco con las que ni King Tubby se hubiera atrevido y beats torcidos como los que se llevan en Brainfeeder. Después de escucharlo, pueden suceder dos cosas: o te cortas la cabeza con una sierra mecánica o te haces fan.

Javier Blánquez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar