Please Please

EPs

Efdemin EfdeminPlease

7 / 10

Efdemin  Please CURLE RECORDINGS (CURLE035, 12” + digital)

Pronto se cumplirá un lustro de la eclosión de Efdemin como luminaria de ese deep-house pulido e intimista que sellos como Dial o Liebe*Detail situaron en el centro de la escena alemana a mediados de la década pasada. Desde entonces, Phillip Sollmann nos ha regalado dos excelentes álbumes además de una ristra de maxis con los que, a pesar de no repetir los picos de popularidad que le dieron tracks como “Acid Bells”o “America”, ha mantenido el listón de calidad en niveles más que destacables. Ahora regresa a Curle Recordings, precisamente el sello que le editó el segundo de los mencionados tracks, para entregar el que es su primer maxi propio del año. En él, el productor alemán nos presenta dos cortes que, por un lado, nos recuerdan que sigue siendo dueño de un sonido plenamente reconocible y, por el otro, demuestran que continua explorando todas sus aristas con tal de dotarlo de nuevos puntos de fuga. Y ambas, claro está, son buenas noticias.

“Farnsworth House”, el corte que ocupa la cara A, es una de las producciones más abiertamente dubby que ha firmado Sollmann hasta la fecha. Decímos dubby y no dub (o, en su defecto, dub techno) porque en realidad se trata de un track de deep-house que, sin embargo, en la manera de tratar la construcción de atmósferas opera en coordenadas similares a las del género que popularizaron Maurizio y compañía. A lo largo de los nueve minutos que dura, la canción se rebela como una nebulosa informe construida a partir de una retahíla de samples que suenan a grabaciones de campo interestelares. Con un sonido lejano y confuso (como si la escucháramos desde el backstage del club más que desde el centro de la pista) la canción avanza aplicando delays resquebrajados e introduciendo secuencias obsesivas, acordes abisales y samples vocales de aire demoníaco para ir tejiendo una suerte de clímax contenido que no acaba de estallar nunca. A pesar de que para algunos pueda resultar algo tediosa y excesivamente cerebral, se trata de un interesante aventura que se olvida del canon y nos lleva de paseo por los confines menos acomodaticios del deep-house. Algo que, en tiempos en que el género muchas veces es víctima de producción en cadena, siempre hay que celebrar.

Si le damos la vuelta al plástico nos topamos con “Blount”, una colaboración con el reputado ingeniero sonoro y productor emergente Kassian Troyer que, paradójicamente, suena mucho más a Efdemin que el otro corte. Así pues, aquí nos re-encontramos con esos ambientes pulcros y elegantemente cálidos en los que los sonidos son refinados y las percusiones enjutas y comedidas. Construido alrededor de un insistente acorde que se repite sin remisión a lo largo de su extenso minutaje, el track avanza con parsimonia (¿demasiada quizá?) a medida que se incorporan mullidos toms, murmullos indescifrables y un ride de aires jazzy. La oscuridad vuelve a ser la tónica dominante hasta que, una vez pasado el ecuador de la canción, emergen chispazos de pads detroitanos que aportan algo de aire a una atmósfera retraída y taciturna. No es un mal track pero entre que los diez minutos y medio que dura son a todas luces excesivos y que el hombre nos ha ofrecido verdaderas joyas en parámetros similares, acaba por resultar algo tibio.

Franc Sayol

“Farnsworth House”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar