Permissions Of Love Permissions Of Love

EPs

Tropic Of Cancer Tropic Of CancerPermissions Of Love

6.8 / 10

En tres años, Tropic Of Cancer han pasado por tres sellos y aún no han sido capaces de editar un primer LP –por supuesto “The End Of All Things”, su colección de temas sueltos, EPs de gira y los tres cortes editados en Downwards y que dieron forma a sus primeros vinilos, no cuenta como álbum–. Y lo que antes parecía una de las bandas más prometedoras del underground oscuro se está quedando en una especie de proyecto errante con una idea muy clara de lo que quieren hacer, pero sin un rumbo que les permita llegar a donde merecerían. Parecía que con su ingreso en la familia Blackest Ever Black con “The Sorrow Of Two Blooms” y el hit gótico “A Color”, que para sí ya quisieran los The Cure más atmosféricos, las cosas iban a ir mejor para Carmella Lobo y Juan Mendez. Pero no ha pasado nada importante, excepto este nuevo 12” que vuelve a traernos el intrigante sonido espectral del dúo, ahora en un sello más adecuado a sus referentes –Mannequin es una plataforma italiana, con oficinas en Roma, dedicada a recuperar viejos temas de body music de los 80s y a fichar nuevas bandas centradas en esa onda dark wave–, pero que difícilmente les puede garantizar el gran salto.

Es una incógnita lo que puede pasar con Tropic Of Cancer. Sus nuevas canciones, eso sí, conceden la tranquilidad del trabajo bien hecho. Vuelven a ser tres las que aparecen en “Permissions Of Love”, adornadas con esas guitarras de notas extendidas y la batería electrónica marcando un ritmo rápido por debajo y contrastado por encima con la lentitud sepulcral de la voz de Carmella, que suena más 4AD que nunca en “The One Left”. Están en ese espacio inexacto que conecta tanto con Dead Can Dance como con Bauhaus, entre lo ambiental y lo teatral, aunque el resto del single demuestra que las intenciones de Tropic Of Cancer están en el primer aspecto. “Beneath The Light” es una especie de canción de cuna lúgubre, y la final “It’s All Come Undone” no se despega de esa textura pesada, pero a la vez muy frágil, que tejen la batería electrónica, el bajo lentísimo y la guitarra que suelta notas que se expanden como una onda en el agua tras haber caído una piedra, un paisaje árido al que la voz minimalista, una vez más, concede algo de vida. No buscan la canción redonda, sino un estado de ánimo depresivo. Parece como si quisieran desandar su camino, refugiarse en la marginalidad, en la comodidad de su submundo gótico. Tropic Of Cancer es un grupo que, en vez de aprovechar sus opciones para crecer, se conforma con mantenerse.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar