Party Hat Ep Party Hat Ep

EPs

Kebacid KebacidParty Hat Ep

8 / 10

Kebacid  Party Hat Ep TURBO (TURBO 081, 12” + digital)

Descontando algún remix, Jesper Dahlbäck y Jori Hulkkonen sólo han trabajado juntos en el proyecto Kebacid en tres ocasiones repartidas a lo largo de seis años: un escueto disco cada dos temporadas, mes arriba mes abajo. Sin embargo, escuchando el material se percibe una diversión genuina en la pareja sueco-finlandesa, se transparenta que le han echado muchísimas ganas y que, si pudieran, estarían todo el tiempo retorciendo los botones de sus 303s y expulsando basslines con los niveles de corrosión por las nubes. Kebacid, ya lo dice el nombre del proyecto, es acid-house a chorro y sin control, un regalo para los muchos acid-heads que todavía se dejan el dinero en vinilos que crujen como si se fueran a partir por la mitad. ¿Por qué no hay más referencias de Kebacid circulando por las tiendas? ¿Por qué no se juntan más estos dos y aumentan su producción? Sólo habría dos explicaciones: cuesta mucho que los sellos acepten este tipo de objetos, por mucho que haya una pequeña facción de DJs dispuesta a pinchar house vintage –nos cuesta creer que sea así–, o los problemas de agenda de Dahlbäck y Hulkkonen son realmente serios, comprometidos como están por pinchar, producir y colaborar con otra gente sin descanso. Cualquier explicación, de todos modos, no calma el deseo ni reduce la frustración: los tres cortes de “Party Hat” sobresalen en la línea más cruda, agreste y galopante del acid, la que en Europa resucitaron Hardfloor – “Jack The Potato”, que parece esconder un trasfondo de humor, es en realidad una especie de tributo involuntario al “Acperience” de los veteranos alemanes–, mientras “Bandy Party” añade un leve matiz de violencia y exceso ruidoso, algo que siempre se agradece para seguir insistiendo en la idea de que el acid es un sonido vigente y capaz de mover los pies. Aunque si me quedo con un tema, que sea “Journey Of Life”: diez minutos, comienzo afro, progreso a trompicones, final en el que la bassline se ralentiza, se empequeñece hasta quedarse en una miniatura de attack y decay que resuena como un eco en el tímpano mientras la caja de ritmos se vuelve majareta. ¿Habrá que esperar a 2012 para tener otra entrega de Kebacid? No lo soportaré.

Richard Ellmann

01 Jack the Potato by turborecordings

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar