Onwards On The Wall EP Onwards On The Wall EP

EPs

A Place to Bury Strangers A Place to Bury StrangersOnwards On The Wall EP

7 / 10

Desde 2009, cuando lanzaron una versión de Love And Rockets y posteriormente, dieron el salto a Mute Records, quienes publicaron su segundo álbum, “Exploding Head”, poco hemos sabido de A Place To Bury Strangers al margen de su posterior gira por salas y festivales, así como de los diversos sencillos que generó el disco. Por entonces, ya se hizo patente que los neoyorquinos, pese a no haberse movido de unas coordenadas musicales que les situaban en un triángulo entre el noise rock, el post-punk y el shoegaze, habían preferido prescindir del salvajismo de su debut homónimo y apostar por un sonido más inmediato y menos caníbal. Ahora vuelven con energías renovadas, pero con el mismo humor que hace tres años, al calor de Dead Oceans, sello que se ha encargado de llevar a las tiendas su nuevo EP, “Onwards On The Wall”.

Las primeras sorpresas del maxi llegan con sus dos primeras canciones, “I Lost You” y “So Far Away”, que, salvando las distancias, en algunos fragmentos recuerdan, respectivamente, a “La Malicia De Las Especies Protegidas” y “¿Quiénes Son Los Curanderos?”, de Triángulo de Amor Bizarro. Esto no lo decimos por hablar de un posible plagio, algo que ni nos planteamos, sino para ejemplificar el giro que han dado los muchachos de Oliver Ackermann. Las guitarras ya no son tan asesinas, el muro de sonido se ha derruido parcialmente y las melodías están mucho mejor trazadas. Un proceso por el que también han pasado sus vecinos Cold Cave. No es que se hayan dejado la bilis en casa, pero desde luego se nos han amansado. Ahora se sitúan cerca de bandas como Crystal Stilts en esa “It’ll Be Alright”, con leves influencias garageras, pero más enérgicos y agresivos, y The Soft Moon, pero sin esa brillante capacidad para crear atmósferas. La pieza titular es, quizá, el mejor momento, y donde se observa un cambio –a mejor–, gracias a la inclusión de una vocalista femenina que aporta a la pista un toque más sensual. Con todo, estos poco más de quince minutos, sirven para estirar dignamente aún más el legado de The Jesus and Mary Chain, algo que agradecerán los fans del sonido gótico.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Snapshots of Dangerous Women

Actualidad

La transgresión cotidiana: elogio fotográfico de la mujer inconformista

Mujeres peligrosas por la simple razón de ser atrevidas.

leer más
cocaína

Ficciones

Soy adicta a la peor droga del mundo

Creo que estoy perdiendo el control.

leer más
olas

Historias

La olas quieren decirnos algo, y este fotógrafo lo sabe

Ray Collins empezó fotografiando a sus amigos surferos, pero en seguida comprendió quiénes eran las protagonistas. 

leer más
top hormigas

Actualidad

¿Ves esta hormiga? Ella también te ve a ti

Después de crear canguros, pingüinos y mariposas robot, la compañía Festo lanza las hormigas biónicas

leer más
Stilyagi

Actualidad

Hipsters soviéticos y gatos voladores: un viaje a la contracultura rusa

"Ha que convencer a la mayoría silenciosa de alzar su voz contra el regreso del totalitarismo"

leer más
Nueva York

Actualidad

La cara más violenta de Nueva York en 10 fotos históricas

Cada esquina de Nueva York huele a sangre fresca, esta ciudad lleva el crimen en su ADN.

leer más
topfb

Historias

El día que Facebook me reveló la noticia más dolorosa de mi vida

No tenía cobertura. Necesitaba Wi-Fi. Pero hubiese preferido no conectarme.

leer más
top hearst 2

Historias

De millonaria a terrorista: la rehén que se enamoró de sus secuestradores

La biografía de Patty Hearst tratará de desvelar por qué se unió a sus secuestradores, pero ella no la leerá.

leer más

cerrar
cerrar