Onwards On The Wall EP Onwards On The Wall EP

EPs

A Place to Bury Strangers A Place to Bury StrangersOnwards On The Wall EP

7 / 10

Desde 2009, cuando lanzaron una versión de Love And Rockets y posteriormente, dieron el salto a Mute Records, quienes publicaron su segundo álbum, “Exploding Head”, poco hemos sabido de A Place To Bury Strangers al margen de su posterior gira por salas y festivales, así como de los diversos sencillos que generó el disco. Por entonces, ya se hizo patente que los neoyorquinos, pese a no haberse movido de unas coordenadas musicales que les situaban en un triángulo entre el noise rock, el post-punk y el shoegaze, habían preferido prescindir del salvajismo de su debut homónimo y apostar por un sonido más inmediato y menos caníbal. Ahora vuelven con energías renovadas, pero con el mismo humor que hace tres años, al calor de Dead Oceans, sello que se ha encargado de llevar a las tiendas su nuevo EP, “Onwards On The Wall”.

Las primeras sorpresas del maxi llegan con sus dos primeras canciones, “I Lost You” y “So Far Away”, que, salvando las distancias, en algunos fragmentos recuerdan, respectivamente, a “La Malicia De Las Especies Protegidas” y “¿Quiénes Son Los Curanderos?”, de Triángulo de Amor Bizarro. Esto no lo decimos por hablar de un posible plagio, algo que ni nos planteamos, sino para ejemplificar el giro que han dado los muchachos de Oliver Ackermann. Las guitarras ya no son tan asesinas, el muro de sonido se ha derruido parcialmente y las melodías están mucho mejor trazadas. Un proceso por el que también han pasado sus vecinos Cold Cave. No es que se hayan dejado la bilis en casa, pero desde luego se nos han amansado. Ahora se sitúan cerca de bandas como Crystal Stilts en esa “It’ll Be Alright”, con leves influencias garageras, pero más enérgicos y agresivos, y The Soft Moon, pero sin esa brillante capacidad para crear atmósferas. La pieza titular es, quizá, el mejor momento, y donde se observa un cambio –a mejor–, gracias a la inclusión de una vocalista femenina que aporta a la pista un toque más sensual. Con todo, estos poco más de quince minutos, sirven para estirar dignamente aún más el legado de The Jesus and Mary Chain, algo que agradecerán los fans del sonido gótico.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Sascha Braunig

Actualidad

Así suena el presente: un repaso diario a las canciones más frescas del momento

Nuevas savias musicales que no merecen pasar desapercibidas.

leer más
aleix salo

Actualidad

Esto es lo que piensan los yanquis de la vieja Europa

Pequeños seres regordetes que nos cuentan la desaparición de la clase media en Europa y las tensiones entre estados occidentales.

leer más
James Kirkup

Actualidad

9 discos sugerentes que no debes pasar por alto

Para que sigas la actualidad sin fisuras. Y, aún más importante, con placer.

leer más
Joan Didion

Actualidad

"Escribo para sobrevivir": una historia sobre la conmovedora vida de Joan Didion

Griffin Dunne y Susanne Rostock han iniciado un Kickstarter que en sólo unas horas ya ha sobrepasado su propósito. ¿Su proyecto? Rodar el primer ...

leer más
homer

Actualidad

5 políticos piripis que dejan #lodePabloIglesias a la altura del barro

¡Salud!

leer más
slaughterhouse

Actualidad

“Cuando la víctima eres tú”: el documental sobre mataderos donde muere el verdugo

¿Recibirá La Parka el próximo Oscar?

leer más
Meneo Okuda

Actualidad

El arte urbano se hace carne rebelde en 'El Jardín'

Cuerpos desnudos y caras sin rostro en una nueva explosión de surrealismo pop con subtexto político.

leer más
blanco negro

Actualidad

Cuando diferencia es sinónimo de brutal belleza

Como una de las clásicas campañas  de Benetton, pero con una pizca de surrealismo y otra de erotismo.

leer más

cerrar
cerrar