Objekt #2 Objekt #2

EPs

Objekt ObjektObjekt #2

8 / 10

Objekt  Objekt #2 OBJEKT (OBJEKT2, 12”)

Se le situó en la zona borrosa en la que, accidentalmente, se mezclaban de forma sutil techno y dubstep. Una densidad en las frecuencias graves sostenida por sonidos de tacto frío y bombos que marcaban el terreno con fuerza: como Scuba, pero con más atmósfera tóxica. “Objekt #1”, el misterioso debut del productor berlinés TJ Hertz, funcionaba como artefacto útil para DJs de las dos escenas y su edición, apoyada por luminarias como Ramadanman o Jackmaster, se convirtió en una de las sensaciones underground de comienzos de este año. Para la segunda entrega, Objekt se ha tomado casi tres meses de preparación y el proceso tiene su lógica: dosificar las apariciones para no quemarse, darse tiempo para encontrar nuevos enfoques, jugar a la prudencia en un circuito, el del vinilo, en el que si editas demasiado subes rápido, pero aburres pronto.

Hay una evolución clara entre el primer Objekt y el segundo: este nuevo da un paso lateral hacia el área de influencia del techno. No es que se haya olvidado de los recursos propios del dubstep, y de hecho hay una profundidad abisal en varios momentos del 12” –especialmente en “Unglued”–, pero es un latido de bajos, una pulsación de graves que tiene más que ver con la escuela techno-dub que con la de los orígenes del sello Tempa. En Objekt se reconocen todas las influencias –Basic Channel, Mike Banks / Red Planet, Shed–, pero las ordena de manera en que parezca una combinación original de fondo cenagoso, melodías atonales, bombos fieros y sintes espaciales. Además, prolonga los dos cortes lo suficiente – “CLK Recovery” se va hasta los diez minutos– como para dejar margen para mezclas audaces y permitir que uno entre y salga en la música en diversos momentos, creando una extraña sensación: la de un techno con textura rocosa que, sin embargo, permite una experiencia diluida, líquida.

Javier Blánquez

“Unglued”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar