Matter EP Matter EP

EPs

Kenton Slash Demon Kenton Slash DemonMatter EP

8 / 10

Kenton Slash Demon Matter EP TARTELET (TART014, 12” + digital)

Plantear una trilogía cuando no eres nadie es una acción que se puede interpretar de dos maneras: o es una estrategia comercial para hacer ruido entre los corros especializados y darse a conocer en tiempo récord o bien es la solución lógica para dar salida a una cantidad torrencial de talento e inspiración que, de otro modo, estaría continuamente atascada. ¿Quiénes eran Kenton Slash Demon hasta este verano? Tan sólo un dúo desconocido y recién formado –sus miembros: Jonas Kenton y Silas Moldenhawer– con base en Dinamarca y con un material original que, a primera escucha, parecía pensado para poner las pistas de los clubes como una olla a presión. Lo de la trilogía –bautizada “The Schwarzchild Solution”– ha sido, por tanto, la solución lógica para unir esas dos necesidades: añadir un plus de interés a un proyecto que merecía publicidad rápida y, sobre todo, ordenar la puesta a la venta de un material que no hay que dejar escapar. El primer volumen apareció en agosto ( “Sun EP”, incluía remezcla de Bodycode) y buceaba en aguas oscuras de techno viscoso capaz de enamorar a un DJ residente del club Berghain por su utilidad a la hora de plantear una transición de una fase oscura a otras más ligera –y viceversa–.

“Matter EP” es un progreso sustancial en el sonido de KSD, tiene voces diabólicas y vocoderizadas sumadas a una compresión de sonido –entre el electrohouse, el trance y el techno punzante– que recuerda a lo que hace años hacían The MFA pero en versión menos épica. Causará estragos, levantará sobacos al cielo, aunque no se sabe si más que el remix brutal de otro dúo, Runaway (nuevo fichaje del sello DFA), que evitan reproducir esas ráfagas sintetizadas optimistas del “Matter” original y aplican más capas de texturas grises, un ritmo bombeante y notas de piano que golpean en el cráneo como si fueran el picaporte de una puerta. Su originalidad es cuestionable, pero no su efectividad: éste es uno de los mejores vinilos de la cosecha tech-house de esta temporada.

Javier Blánquez Kenton Slash Demon - Matter

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar