Lyre EP Lyre EP

EPs

Vezelay VezelayLyre EP

7 / 10

Vezelay  Lyre EP PLANET MU (ZIQ297, 12” + digital)

Con este lanzamiento del (al menos hasta la fecha y para mí) poco concocido productor francés Matthieu Le Berre, alias Vezelay, Planet Mu vuelve a reafirmar su reputación como un sello de gustos diversos y amigo de los giros inesperados dentro del contexto del underground electrónico. Después de los lanzamientos de Chrissy Murderbot, Machinedrum, Kuedo, Anti-G y Venetian Snares, todos ellos aparecidos en los últimos meses, este “Lyre EP” del vecino allende los Pirineos se sitúa en las antípodas de esas elucubraciones alrededor de la música de que los productores antes medionados han entregado para el santuario de Mike Paradinas. Y eso, por fuerza, tiene que ser algo bueno.

“Lyre” se abre con “Sedative”, un título de lo más apropiado para una canción que sienta desde el principio las bases atmosféricas de lo que está por venir: pop electrónico brumoso y alucinado, tan bonito como cautivador. Utilizando su voz como un instrumento más, Vezelay arrastra al oyente y le rodea de una calidez que a menudo se hecha en falta en la música orientada al baile de estos días. “Archetype” se abre con un beat hip hop que se presenta de lo más crudo en relación con los cortes anteriores, y que posteriormente se ve envuelto en guitarras y acordes que, de algún modo, remiten a Boards of Canada –sin que suenen a una a influencia obvia, sin embargo–. El EP continúa deambulando entre el pop ensoñador aderezado con triquiñuelas digitales y la experimentación más vigorosa con “Lyre” y “Coma”, temas en los que se ofrece un hermoso contraste en comparación con a “Homeboy”, sin duda el corte más movido y descarnado del lote.

A pesar de acaba resultando un lanzamiento sorprendente en comparación con todo lo demás que ha ido editando Planet Mu este año, da la sensación que este “Lyre” de Vezelay ha encontrado un hogar perfecto y que ha aparecido en el momento justo, ofreciendo un necesario contraste frente al resto de lanzamientos que ha publicado el sello en 2011. Del mismo modo, también se trata de un buen EP para atraer a seguidores del hip hop o la música de baile que normalmente no se muestran demasiado atraídos por este tipo de sensibilidades pop cercanas al shoegaze, y así conseguir que descubran un mundo de posibilidades que, combinadas de la manera más adecuada, resultan altamente atractivas.

Laurent Fintoni

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar