Lords Of Percussion Lords Of Percussion

EPs

Kresy KresyLords Of Percussion

7.5 / 10

Hay motivos tribales en la portada, que incluso recuerda de lejos a la del mítico “Papua New Guinea” de The Future Sound Of London, pero este 12” con el que se estrena bien el productor asturiano Alejandro Rodríguez –y por ‘bien’ queremos decir en vinilo, con artwork competente y material masterizado como se debe, sin tener que pasar por los rigores y el casi anonimato de los releases digitales– no tiene nada que ver ni con el revival psicodélico de la década de los 90s, ni con el dubstep de la escuela Shackleton –que también es muy de poner máscaras africanas en las portadas–, ni con ese techno serpenteante y lentísimo que se ha estado editando en Modern Love. Tampoco, vaya por delante, con ese house tribal de anocheceres en Pachá. Pero es un maxi construido a partir del ritmo, de su insistencia y de la idea de entrar en trance. Es a partir de esos preceptos como Kresy, uno de los jóvenes valores de Hivern Discs, se adapta bien a los requisitos del sello barcelonés concediendo la única licencia de estilo que se exige antes de entrar en esa familia: flexibilizar, precisamente, el estilo para que se sepa de dónde procede, pero no a dónde va. Kresy se entronca con una idea muy general y muy profunda del house, la adorna con percusión que late como un corazón a la carrera –y más profundo aún, y más analógico, y más Chicago de los años 80s en el remix de Aster, que para dejar aún más en evidencia sus intenciones, lo apostillan ‘lots of percussion remix’–, pero a la vez lo expande en muchas direcciones, con pads que reverberan a lo lejos como neones de Detroit. Y todo eso sin despreciar un fino sentido de la melodía.

El otro remix del lote, firmado por Jacob Korn, destaca precisamente ese otro rastro de carmín en “Lords Of Percussion”: el viaje espacial, las indicaciones que llevan a Detroit y al recuerdo de haber escuchado muchos vinilos de la serie Red Planet o Planet E –y a los que el productor añade un piano sencillo, tan clásico como elegante–. Todo esto, que conforma el 75% del vinilo, es buen material para DJs que quieran armar sus sesiones con piezas que sean como ladrillos: sólidas y difíciles de desmenuzar, para hacer más intensa la experiencia de viaje –hacia arriba– y la sensación de inmovilidad en la pista –es música que se baila con los ojos cerrados–. Y cuando llega el remate, “Holding Space”, un tema por el que sellos como Rekids o Innervisions habrían llegado a ofrecer mucho dinero, queda suficientemente claro que Kresy se ha dejado el alma. Se lo ha puesto difícil para el siguiente EP –el listón está muy arriba–, pero a la vez su misma música, más por lo que promete que por lo que enseña, da a entender que Kresy aún no ha encontrado su techo. Más que llegar a su destino, parece que sólo acaba de empezar a andar su camino.

Lords Of Percussion

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar