Little People (Black City) Little People (Black City)

EPs

Matthew Dear Matthew DearLittle People (Black City)

8 / 10

Matthew Dear Little People (Black City)

GHOSTLY INTERNATIONAL (GI-125, 12” + digital)

De todos los temas del sigiloso “Black City”, “Little People”, con sus nueve minutos de maniobras neo-disco y ese aire noir –muy Batman, siempre y cuando “El Caballero Oscuro” se hubiera rodado el mismo año en que la primera parte de “Superman”–, es la que tiene las mejores condiciones objetivas para atrapar la atención de la mayoría de DJs: es extensa, tiene desarrollo intrigante, sirve para quienes ponen melodía y para quienes buscan un ritmo constante que mueva los pies de la clientela. Por tanto, la razón de separar “Little People” del resto del álbum y darle el tratamiento de maxi-single era una decisión lógica que caía por su propio peso. Lo que daba un poco más que pensar era el acompañamiento perfecto para este pequeño milagro de Matthew Dear –¿caras B? ¿remezclas?–, pero incluso el propio track ya venía con las instrucciones precisas de a quién encargarle un remix y de qué duración. Nadie ha hecho más por elevar el revival moderno del slow disco a la categoría de bella arte que el inglés Mark E, todavía una figura oscura fuera de los círculos de aficionados al dance retro, pero absolutamente capital e infalible. Sus dos versiones de “Little People” –sólo una, la versión dub, aparece en el vinilo; el increíble “Mark E Remix” se queda para la edición digital, y alguien tendrá que explicar por qué el plástico se lleva la peor parte– son de las que elegantemente, y sin aparente esfuerzo, destripan la pista original y, sin que parezca que ha cambiado mucho, la transforman por completo en un remix que parece ser el reflejo en un espejo cóncavo. Mark E lo único que hace es variar la mayoría de elementos rítmicos y melódicos por otros “de época” –un cencerro, una conga, renueva los sintetizadores para darles una secuenciación más mecánica– y, aunque respeta la voz, la estructura y la longitud de la composición, lo que consigue es que el original y el remix sean como la Coca-Cola y la Pepsi: puedes consumir las dos, pero siempre tendrás que tener una preferencia porque su sabor –en este caso su sonido– te llega al corazón. Para mí, no lo voy a ocultar, el remix de Mark E es Coca-Cola.

Ronald Fritze

Matthew Dear- Little People(Black City) Mark E Remix

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar