Learning To Fly Learning To Fly

EPs

Matthew Jonson Matthew JonsonLearning To Fly

8 / 10

Matthew Jonson  Learning To Fly

MINUS (MINUS108, 12” + digital)

Los reencuentros tienen muchísimo de entrañable, y este regreso de Mathew Jonson a uno de los sellos que le ayudaron a hacer explosionar su sonido y su fama es, en cierto modo, un acto de justicia. En 2004, cuando el canadiense todavía estaba produciendo a caballo entre el extinto sello Itiswhatitis y su recién fundada casa, Wagon Repair, le entregó a Richie Hawtin los dos cortes tremendos que formaron el 12” “Decompression / Ultraviolet Dream” para la colección “Minimize to Maximize”, y que eran una suma del, por entonces, “sonido Jonson”: elementos de techno, trance y electro dispuestos en un largo desarrollo serpenteante que más tarde él perfeccionó en clásicos absolutos como “Marionette”. Siete años después, Jonson le ha vuelto a entregar material a Hawtin. El hijo prógido Mathew vuelve a la casa Minus, y lo hace reforzando una identidad que apenas se ha modificado con el tiempo: la evolución a lo largo de más de diez minutos de un techno deforme y elástico. En efecto, “Learning To Fly” sigue el mismo patrón que “Marionette”, se sabe cómo empieza, pero no dónde acaba.

Sólo se le puede echar un gesto en cara a este nuevo 12” de Jonson: la cara A y la B son esencialmente la misma. Al darle la vuelta al vinilo te aparece un dub de “Learning To Fly” más duro y ennegrecido que la toma original. La cara A sería para momentos de amanecer y la opuesta para anochecer. No hay más temas, no más interludios o remixes. Se podría decir que es un vinilo rácano y raquítico. Pero tampoco es exactamente así: “Learning To Fly” es un himno instantáneo, crea el entorno adecuado de máxima atención a la primera, se instala en la memoria nada más sonar por primera vez, y para esos DJs que buscan crear un instante de “perderse dentro del sonido” será un arma fundamental. El problema, en todo caso, sería el desgaste por el mucho uso, pero, ¿nos hemos cansado todavía de “Marionette”? La respuesta es no, y ha pasado más de un lustro. Así que carpe diem, a quemarle el surco, y mañana dios dirá.

Javier Blánquez

“Learning To Fly”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar