Just Once EP Just Once EP

EPs

How To Dress Well How To Dress WellJust Once EP

8 / 10

LOVE LETTERS INK

Las tragedias humanas y, en este caso, las enfermedades, a menudo devienen en enormes creaciones musicales. Lo comprobamos hace no demasiado con el debut de The Antlers, “Hospice”, o, ya yéndose más lejos en el tiempo, con ese “Spring Hall Convert” de Deerhunter. Todas estas obras, homenajes a amigos fallecidos. Pues bien, más o menos por las fechas en las que de How To Dress Well publicó “Love Remains”, Ryan Hutchon, su mejor amigo, estaba en su lecho de muerte. Así, Tom Krell se puso a escribir “Suicide Dream 3”, pero el resultado salió demasiado cargado de ira, de desesperación, de desamparo. Por eso dejó que pasasen los meses y a principios de este año volvió a afrontar la canción, esta vez, con una visión radicalmente diferente. En lugar de llorar por tamaña pérdida, decidió rendir tributo a esa persona con la que tanto compartió. Y de ahí surgió la idea de crear este “Just Once”, un EP muy especial que además de contar con este tema inédito hasta ahora, también recupera en clave orquestal tres piezas de su primer álbum.

Si en “Love Remains” intuimos que How To Dress Well tenía una voz virtuosa, en su reciente e insatisfactorio paso por el Sónar 2011 acabó por confirmarlo. Quizá por eso Tom Krell ha querido potenciar aún más si cabe sus habilidades vocales en este “Just Once”. Pese a que “Suicide Dream 3 (Orchestral Version)” ha acabado floreciendo como una vitalista pieza con rebosantes cuerdas, el verdadero protagonista de la canción es su ya característico y reluciente falsetto. Completa la trilogía de los sueños suicidas con las reinterpretaciones de las dos primeras partes. “Suicide Dream 1” pasa de ser un mero interludio a una prodigiosa pieza en la que, tras un breve pasaje a cappella, entran un lustroso piano y las omnipresentes cuerdas. Por su parte, en “Suicide Dream 2” potencia el piano, los violines pasan casi desapercibidos y rebaja las dosis de tenebrosidad de la original. Completa el EP con una nueva versión de una de las mejores canciones de su debut, “Decisions”. Es aquí donde quizá menos se notan las diferencias (los tambores marciales siguen estando ahí, aunque más nítidos en la mezcla). Celestial despedida.

Álvaro García Montoliu

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar