Just Can’t Leave It Alone Just Can’t Leave It Alone

EPs

Neon Jung Neon JungJust Can’t Leave It Alone

8 / 10

Neon Jung  Just Can’t Leave It Alone MAGIC WIRE RECORDINGS (MAGIC03, 10” + digital)

No sé si se dan cuenta de que la palabra “minimal” ha desaparecido prácticamente de nuestro vocabulario. Ya casi nada es escueto o se basa en la economía de medios: en lo musical, y en música electrónica particularmente, ha regresado el gusto por el sonido panorámico y frondoso, en el que suceden varias cosas a la vez y en el que se tiene la sensación de que crecen las cosas, no de que se reducen en una carrera hacia el silencio. Habría muchos matices que apreciar –por ejemplo, si todo esto no deja de ser un callejón sin salida, otra trampa de la moda retromanía (como diría Simon Reynolds) en la que llevamos muchos años metidos–, pero en casos como la tercera referencia de Magic Wire, el sello de Lone, esas consideraciones pasan a un segundo plano porque lo que más quieres es sumergirte en la calidez y riqueza del sonido. Magic Wire está encontrando una línea: recuperar un cierto estado mental que se dio en los extremos más experimentales y de tempo intermedio de la música rave de los 90 y llevarlo a la actual escena derivada del dubstep y el house, que ya ha puesto definitivamente tierra de por medio con sus orígenes.

Neon Jung, joven y desconocido debutante en este 10” fantástico, construye breakbeats a la manera de Boxcutter, con un principio y un desarrollo, como si fueran estructuras rítmicas con argumento. Te llevan de una punta a la otra del track, durante cuatro o cinco minutos, mientras suceden ráfagas de sonido onírico y neumático que recuerdan sobre todo al primer Joy Orbison, antes de decantarse hacia el jacking house, o al actual Deadboy. Hubo una época en Inglaterra en la que breakbeats de la escena rave y house de la escena de clubs se unían en híbridos exuberantes dominados por orquestaciones sintéticas que tanto compartían pioneros del techno – “Just Can’t Leave It Alone” tiene algo del Derrick May de “Nude Photo”– como artesanos IDM – “Too Many Faces” trae el recuerdo de gente como Beaumont Hannant. Y no es necesariamente un 10” para nostálgicos: es un estupendo par de tracks de baile hechos por alguien que admira un página brillante de la club music británica y ha sabido ofrecer su réplica puesta al día.

Robert Gras

“Too Many Faces”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar