I'm Still In The Night I'm Still In The Night

EPs

Salem SalemI'm Still In The Night

8 / 10

IAMSOUND

Hace un año, durante la entrevista que John Holland concedió a PlayGround, le preguntamos qué era lo que le parecía lo más bonito del mundo. En una de las respuestas más dulces del mundo dijo: “Los fuegos artificiales. Me encantan. Ver cómo iluminan el cielo. También me gusta mucho la nieve. Verla caer”. La siguiente pregunta fue sobre qué era lo que más le desagradaba. John musitó: “Las modelos”. Y añadió algo ininteligible sobre “gente que se transforma en otra gente para gustar a todo el mundo”. En ese momento, sonó realmente extraño e indefinido. Temiendo cometer un error de interpretación, esa respuesta y esa pregunta se quedaron sin publicar. Cuando hace unos días llegó el vídeo que acompaña al single de “I'm Still In The Night”, el EP de cuatro canciones que Salem acaban de publicar, esa respuesta cobró todo el sentido. Siete minutos de un fragmento de unos pocos segundos repetido en un obsesivo loop -solo se interrumpe brevemente para mostrar un directo de Salem grabado entre el público por un fan- en el que la súper modelo Gisele Bündchen, rodeada por un ejército paparazzi, recorre un tramo realmente corto mientras las cámaras la flashean sin piedad, se mete en el coche que la espera y dice adiós mientras esboza ¿una sonrisa? John Holland canta su versión del “Better Off Alone” de Alice Deejay, ralentizada al mismo nivel que la que hicieron del “Till The World Ends” de Britney Spears, y la atmósfera se vuelve irrespirable. La supermodelo se desfigura, su andar se convierte en algo grotesco, es algo feo y deprimente. Gente que se transforma en otra gente para gustar a todo el mundo. John Holland repite una y otra vez lo de “mejor estar solo” y la canción, reducida en su híper ralentización, llega al máximo trance e irrealidad. Algunos comentarios en Youtube: “Soundtrack 4 my meth overdose” (La banda sonora para mi sobredosis de meta anfetamina); “This song for my funeral” (La canción de mi funeral). Es alucinante cómo alguien puede desestructurar una canción que es el paroxismo del hedonismo y convertirla en tamaña letanía. Salem tienen ese don, el de componer las canciones más desesperanzadas del mundo, el de encontrar la soledad más angustiosa, el de reproducir pesadillas a un ritmo tan lento que es enfermizo. Canciones increíbles, jodidísimas, raras y siniestras.

“Better Off Alone” solía ser el tema con el que Salem cerraban sus conciertos de la gira que les trajo al Primavera Sound -¿alguien ha visto sufrir tanto a un grupo en un escenario?- y su elección como single va sobre seguro. Los fans de Salem adoraron el tema que canta John Holland desde el primer minuto. Los otros tres cortes de “I'm Still In The Night” siguen el mismo patrón que los de “King Night”. No hay sorpresas y tampoco desilusiones. Son cuatro temas que podrían estar perfectamente en el primer largo de Salem y que, probablemente, estuvieron destinadas a estar en él. La única excepción es que en ninguna parece estar la voz de Heather, tan fantasmagóricamente aniñada. El tema que da nombre al EP es una pesadilla chamánica que se hilvana sobre un cántico indio y sobre alaridos de pavor al más puro estilo Mater Suspiria Vision. Al volumen adecuado -las canciones de este EP parecen sonar bastante más nítidas que todas las anteriores- resulta un taladro espectacular. “Krawl” es ya un un clásico de Salem: Jack Donoghue rapea bajado de revoluciones sobre una base emocionante y quizá un poco más luminosa que las de “King Night”. “Baby Ratta” es muy parecida a los últimos temas de su largo: interpretada por John, etérea y con otra de esas bases puramente salemnianas.

Este EP y su portada llena de sangre son una absoluta alegría. Saber que Salem -jugando a las hipérboles: ¿La banda más emocionante de todos estos años? ¿“King Night” puede ser el mejor disco de una década?- siguen editando canciones de nivel (cosa que se podría dudar dada su errática vida) y vídeos que capturan el espíritu de los tiempos; tanto los que han acompañado a sus canciones, como “Sunrise”, que entregaron hace unos meses y que podría ser la versión witch house de “Una Historia Verdadera”, de Lynch. El culto del triángulo puede seguir. Comentario de Youtube: S4L3M IS S4†4N & I? LOV3 I†

Hell yeah.

Marta Hurtado de Mendoza

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar