Hot, Raw, Sex Hot, Raw, Sex

EPs

Jimmy Edgar Jimmy EdgarHot, Raw, Sex

8 / 10

Jimmy Edgar, Hot, Raw, Sex K7 (K7265EP, 12” + digital)

Sucedió algo grandioso cuando Jimmy Edgar dejó de fijarse en Timbaland y descubrió que el auténtico sexy motherfucker era el genuino, el de siempre, el inimitable Prince. Ahí, Edgar se olvidó de la geometría irregular de los beats del R&B mezclados con los procesos anárquicos de la IDM, y decidió apuntar hacia un funk más conciso y a la vez más caliente. Canciones como “Hot, Raw, Sex” son de las que te obligan a ir a depilarte las partes íntimas y salir por los tugurios a ver si pillas cacho con alguna persona dispuesta al frotamiento y la cópula. Es sexo sucio, de una sola noche y sin despedida el que simula Edgar en este pelotazo de sintes a lo George Clinton, voces guturales de proxeneta y alusiones por igual al primer techno de Detroit –hay mucho Model 500, claro que sí– y a la etapa más subida de tono del pequeño hombre de Minneapolis que un día cambió su nombre por un símbolo. Hay un revival Prince en marcha, hay demanda de “música de verdad” –tocada con virtuosismo, arreglada con detalles futuristas y explicada al mundo con la libido muy subida y los órganos genitales en plena palpitación–, y Jimmy Edgar quiere aportar su grano de arena, primero con esta canción –que viene remezclada con intensificación de feromonas y humedad por Machinedrum y con una intención techno-soul por Kris Wadsworth– y más adelante con su álbum “XXX”, que sería la banda sonora ideal para las inminentes películas porno en 3D. No hace falta que diga que este 12” te hará chorrear la oreja. Javier Blánquez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar