Hex / Fatalist Hex / Fatalist

EPs

Pangaea PangaeaHex / Fatalist

8 / 10

HEMLOCK RECORDINGS (HEK013, 12” + digital)

No hay ningún indicio de que Kevin McAuley vaya a editar un álbum en fecha breve, y los 12”s los sigue entregando poco a poco, sin permitirse urgencias. Es por esto por lo que su nivel de calidad ha sido tan alto desde 2008 –momento en el que apareció “You & I / Router”, todavía bajo la sombra del dubstep frágil de Burial–, y también por lo que su nombre y su trabajo siguen cubiertos por un velo de misterio. Pangaea es una figura de culto de los círculos post-dubstep, uno de los primeros productores en ayudar a deformar los rasgos del sonido predominante en el underground de Londres en estos años, y siempre se ha resistido a cualquier intento de forzar la intensidad del hype. El trabajo en silencio siempre da buenos resultados. Para Pangaea, ha significado estar junto a Ben UFO y Ramadanman moviendo los hilos del imprescindible sello Hessle Audio, ayudar a tejer también la red de la escena subterránea que domina ahora la capital –estableciendo alianzas con Untold (Hemlock Recordings) y Scuba (Hotflush)– y, también en silencio, ir variando las bases de su estética.

Comparemos “Hex / Fatalist” con cualquiera de sus primeros EPs – “Memories” o “Pangaea EP”, por ejemplo–, y no reconoceremos la misma mano. Estos dos cortes son la versión mejorada de su último single, “Inna Daze / Won’t Hurt”, en el que ya avisaba de que entraba en un territorio sembrado de minas. El interés fundamental de McAuley aquí es la percusión, un juego rítmico pedregoso y orgánico que recuerda a los años de máximo esplendor del hardcore británico, como una actualización de las primeras placas de 4 Hero o DJ Hype, una actualización de la historia dorada de sellos como Suburban Base: un breakbeat complejo, con voces chipmunk, drops de intensidad y voces ragga, pero dos marchas más lento, como un vinilo histórico de drum’n’bass pinchado a la mitad de velocidad. “Fatalist” mantiene los mismos recursos expresivos aunque con más bajo zumbante, y con el mismo respeto para una historia que, aquí, Pangaea ha querido honrar y actualizar sin caer en la nostalgia. A mí me suena como el hardcore inglés volviendo a mirar hacia el horizonte y encontrando ahí su futuro.

Richard Ellmann

"Hex"

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar