Hero Of Tomorrow Hero Of Tomorrow

EPs

Philipp Gorbachev Philipp GorbachevHero Of Tomorrow

7.2 / 10

Me gusta la descripción que hace Matías Aguayo del artista que llegó del frío: “Éste es el sonido de un hombre joven y airado que vive en una era digital de paisajes post-capitalistas de desesperación y miedo, quebradizos y a punto de arder. A partir de ellos amplifica su amor salvaje, su rabia, y así lleva su arte hasta los extremos, dejando atrás cualquier cliché de género para hacer música que es sólo música en sí misma, y no una representación de la música definida a partir de referentes claros, sino por una fuerte devoción hacia la voluntad de los espíritus del underground”. Quizá no se pueda ser más pomposo (¿o debería decir pedante?) a la hora de escribir, pero hay algo en esa frase que define muy bien la música del productor ruso de la familia Cómeme: en ella se mezclan muchas ideas, desde el techno al electroclash, pero no suena ni a refrito ni a revival. Hay una extraña frescura en él. Cualquier corte de este EP, y suma media docena en total, puede servir para explicar mejor la idea. Por ejemplo, “I Want You So”: una especie de hard house muy crudo, analógico, sin pulir, que remite al material primigenio de Green Velvet, pero sin parecer en ningún caso el típico material que saldría de Chicago en aquella época. O “Where Is Rony Douglas?”, que unos años atrás se habría planchado, posiblemente, en el sello International Deejay Gigolo, con su frase canalla al estilo de Miss Kittin ( “Where is Rony Douglas? He was killed by the CIA”), pero que sólo tiene en común con la EBM de los ochenta una sensación de similitud lejana, nunca de imitación. Lo mismo puedo decir de “Sweet Regina”, que recuerda a “Los Niños del Parque” de Liaisons Dangereuses, pero sólo en la forma, no en la textura. El sonido es completamente distinto.

Philipp Gorbachev edita con “Hero of Tomorrow” su segundo volumen en Cómeme, y con él se alza como uno de los artistas más importantes del sello, sólo por detrás de Rebolledo –con quien comparte una estrategia estética muy parecida, indefinida entre el homenaje a la historia del techno y el alejamiento de la misma–. Lo consigue gracias a su generosidad (el EP tiene seis cortes, breves, que siguen el esquema de sellos canallas como Dancemania, o respetable como Nu Groove, pero siempre rozando el hardcore propio de la vieja escuela) y a un empacho de influencias que van de la new wave alemana ( “Hero of Tomorrow”) al new beat belga ( “Tour Las Mystical”), pasando por el hip house cruzado con pop industrial ( “Last Days of the District”), y que el productor moscovita organiza de tal manera que termina por sonar nuevo, o como decía antes Aguayo, como la música de un hombre joven y airado de que vive en una era digital de paisajes post-capitalistas, dejando atrás cualquier cliché de género para hacer música que es sólo música en sí misma. Y bastante simpática en el iPod y efectiva en el dancefloor, añadiría yo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar