Hennail Hennail

EPs

Raime RaimeHennail

8 / 10

BLACKEST EVER BLACK

Raime han sabido administrar muy bien sus tiempos, y “Hennail”, en vez de llegar como un 12” más de los muchos que se planchan, y de los muchos que podrían haber planchado ellos, llega como un acontecimiento largamente esperado. De hecho, más de un año ha pasado desde que Tom Halstead y Joe Andrews erigieran su iglesia oscura de Blackest Ever Black a partir de las piedras volcánicas de “Raime EP” –un maxi de debut que daba escalofríos y encogía hasta el páncreas al tamaño de una nuez–, y un año exacto desde su continuación, un exiguo “If Anywhere Was Here We Would Know Where We Are”, vinilo que incluía un tema nuevo y un remix de Regis. Las pautas en Raime estaban claras: maniobras por el lado oscuro del subgrave, equilibrios sobre el filo de una navaja afiladísima en la que se disponían sintes tremendos, samples sacados de discos post-punk, filiación con los beats del dubstep más convulso y aguas revueltas de música industrial por debajo; en resumidas cuentas, como Shackleton remezclando a Coil o Throbbing Gristle a cámara lenta en una sala de operaciones desinfectada.

“Hennail” se ha hecho esperar por Raime, pero no por Blackest Ever Black: el sello del dúo londinense –que más parece de Birmingham, pues se nota su flipe por lo más denso de Surgeon y sus amigos– ha planchado maxis de Tropic Of Cancer y Regis, y de paso ha iniciado una serie de podcasts y CDrs en los que van mezclados industrial, black metal, noise, no wave, post-rock y cualquier tipo de música freeform y del mal rollo, entre ellos uno, precisamente, de Raime –en DVD– que se debe sumar al mix entregado para Fact y sólo compuesto de temas jungle. O sea, han estado ahí, hemos notado su aliento como el de una bestia desde fuera de la cueva, pero había que entrar y mirar cara a cara al peligro. El vinilo no recibe precisamente bien: la foto de portada, una montaña de cuerpos inertes amontonados en una escalera mecánica, como si se hubiera dado un atentado con gas sarín en el metro, es altamente perturbadora. El maxi en sí, también: “Total And Collapsed”, que ocupa la cara A, retumba con lentitud, tensa el ambiente con un sinte de nota prolongada y percusión tribal comatosa, una atmósfera podrida que según avanza el tema se va haciendo más espesa, más fétida, también a medida que la velocidad del beat y el recargamiento de texturas, poco a poco, se va incrementando. Un mecanismo muy parecido hay en “You Will Lift Your Frame Clear”, la cara AA: hay esa lentitud sagrada, de ritual pagano o ceremonia obscena, chthuluidea, tan bien conseguida que Raime se materializan ante los oídos como genuinos admiradores del lado oscuro. La segunda pieza también tiene una estructura in crescendo, cada vez más sucia e irrespirable a medida que progresa de puntillas –pero controlando muy bien el tempo: sube pero no estalla, sólo persigue crear una tensión insoportable sin garantizar un clímax satisfactorio–, y da la idea de unos Raime que ahora dominan la música y su efecto en vez de dejarse dominar por todas las truculencias a su disposición. El primer maxi era como un inquisidor engorilado con todo tipo de instrumentos de tortura y disfrutando con el exceso de carnicería impuesto al interrogado; “Hennail”, en cambio, es lo que ocurre cuando ese inquisidor domina las tenazas, se recrea con ellas como un virtuoso, y no necesita más. Que vaya por delante, eso sí: otro año de espera para el próximo EP sería insoportable.

Javier Blánquez

Raime - Told and Collapsed [short clip] by Blackest Ever Black

Raime - You Will Lift Your Frame Clear [short clip] by Blackest Ever Black

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar