Hello Lonely, Hold The Nation Hello Lonely, Hold The Nation

EPs

Downliners Sekt Downliners SektHello Lonely, Hold The Nation

9 / 10

Downliners Sekt  Hello Lonely, Hold The Nation DISBOOT (dboot010, 12”)

Con “The Saltire Wave” les conocimos como una banda misteriosa –impreciso era el lugar de procedencia, también quiénes estaban detrás y con qué background– y con un tipo de sonido entre dejà vu y renovador. Downliners Sekt parecían tener en su agenda de tareas, como obligación prioritaria, el destripar las piezas del post-rock para rearmar las piezas y reprogramar su mecanismo, de ahí los suaves deslizamientos de una batería casi jazz y los ambientes desdibujados conseguidos con pedales de efectos, todo acompañado de electrónica fría que aumentaba la polución del paisaje. Desde allí hasta aquí –este flamante “Hello Lonely, Hold The Nation”– hemos aprendido cosas y se han concretado estrategias: sabemos que D-Sekt es un trío con miembros en España y Francia –ojo con la Galia, nación rica en post-rock emponzoñado, desde Ulan Bator hasta Programme– que ha seguido estudiando vías de evolución para conseguir que este maxi suene a ellos mismos pero diez años en el futuro, radicalmente renovado sin perder sus raíces. Primero ha cambiado su sonido –hay más peso de la microelectrónica y del dub en el engranaje–, y en segundo lugar ha aumentado la atención que reciben por parte de ese público potencial del que hasta ahora habían estado desconectados. Para crecer hay que mejorar e insistir.

Y como ocurre con los eclipses, hay ocasiones en que los elementos se alinean de la manera correcta. Las cuatro piezas de “Hello Lonely, Hold The Nation” –que ya están planchadas en vinilo, pero que también pueden descargarse aquí– reducen textura rock e incrementan el crujido abstracto, los clicks’n’cuts y las pinceladas furtivas de dub, IDM y ambient granuloso. Es especialmente mágico el momento final, cuando “Negative Green” concluye con chispazos de voz con el pitchmodificado como las que alumbran las canciones de Burial: en su caso, D-Sekt han asimilado una influencia vecina para enriquecer –sin copiar– su propio lenguaje, algo que se sigue advirtiendo en el resto del EP: no renuncian a su carácter reposado, a la intensidad emocional y al ritmo downtempo, y se nutren de lo mejor del dubstep –escuela Hessle Audio– y del ambient –escuela 12k– para grabar el tipo de música que ahora mismo envidiaría cualquier aspirante a ocupar el trono de los Mogwai que firmaron “Rock Action”. Dicen que, si todo va bien, quieren lanzar dos 12” más este año en el sello barcelonés Disboot. Ya no hay excusas: los queremos.

Javier Blánquez

Downliners sekt - negative green by disboot

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar