Flow / Africa Flow / Africa

EPs

Guido GuidoFlow / Africa

7 / 10

El colectivo de sellos Multiverse, con base en Bristol, continúa expandiéndose con la fundación de State Of Joy, la marca propia que utiliza Guido y que se lanzó a principios de este año sin demasiada pompa –lo que debe entenderse como una señal de que aquí la calidad es lo que cuenta, más que la necesidad de competir por ver quién la tiene más larga–. La segunda referencia del sello la vuelve a firmar el propio Guido una vez más, y en ella da cuenta de dos temas que son algo así como polos opuestos.

El corte principal, “Flow”, cuenta con la participación vocal de Jay Wilcox y es una producción inclinada hacia el pop, dulce hasta decir basta, el último eslabón por ahora de una larga cadena de producciones de música de baile británicas que tanto funcionan de manera cómoda en la radio mainstream como en una pista de baile oscura. A nivel de producción, resalta la técnica de saltear los ritmos propia de Guido, especialmente con los arreglos de cuerda y las evoluciones rítmicas. La manera en que combina estos arreglos con una emoción pensada para la pista –con subgraves macizos– es de lo más refrescante. Se podría decir que es música salida de una verdadera alma electrónica. La tentación de utilizar un adjetivo como colorista, o incluso de referirse a un cierto color del espectro, es demasiado fácil, pero cuando escucho “Flow” lo último que se me viene a la cabeza son los colores. Es un track buenísimo, con una producción fuerte y buen oído para fabricar melodías pop, un himno perfecto para el verano que ha aterrizado justo cuando en Londres se deseaba que empezara la estación. La versión vocal refuerza ese atractivo pop del que hablábamos, y a pesar de algunas quejas que he leído por ahí apuntando precisamente a lo contrario, la voz de Wilcox es exactamente la que necesitaba este instrumental. Suena como un disparo rápido y certero, se mece con gracia y su tono cálido se queda atrapado en la cabeza durante días, y sólo puedo desear que la canción llegue a un público más amplio –en mi modesta opinión, merece tanto o más que otros temas que ya han sido saludados como los próximos himnos del verano–.

En la otra cara, titulada “Africa”, las cosas van en una dirección muy diferente. Tal como se puede entender por el título, es una producción dirigida por el amor al ritmo y por el empuje emocional que de ellos se puede derivar en el cuerpo humano. Hay un ritmo de percusión marcial y una melodía pegadiza que te animan a saltar a la pista de baile, y que invitan a bailar ensimismado, con los ojos fijos en el suelo, y a la vez a levantar los brazos y agitarlos como si estuvieras loco. En contrapartida al atractivo pop de “Flow”, funciona de manera muy seca y una vez entran las líneas de sinte no queda otra que abandonarse al ritmo y disfrutarlo.

Así pues, Bristol continúa aportándonos material de gran calidad, y si algo podemos decir de los primeros lanzamientos de State Of Joy es que avanzan un buen año 2012 para la ciudad y para su colmena de talentosos productores. Ahora perdonadme, que me voy, a bailar bajo los rayos del sol.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar