?Even Though You?re With Another Girl ?Even Though You?re With Another Girl

EPs

Trentemøller Trentemøller?Even Though You?re With Another Girl

7 / 10

Trentemøller …Even Though You’re With Another Girl IN MY ROOM (IMR03, 12” + 7” + digital)

Es posible que al segundo álbum de Trentemøller le sobre dramatismo, he leído toda clase de opiniones y hay bastante gente que comparte esta opinión. Es un trabajo que roza la exageración emocional –es decir, está algo forzado, como una película de Lynch, y no llega a transmitir verdad de corazón–, pero sí que es cierto que por momentos llega a sobrecoger del mismo modo en que lo hacen las películas (y en especial las películas del citado Lynch): sabes que es ficción y no te importa, la herida queda ahí. A mí no me importa, de hecho, que una canción como “…Even Though You’re With Another Girl” me haga cosquillas en el corazón, aunque soy consciente de que me habría afectado a un nivel más profundo un nuevo single de Portishead (Geoff, ¿para cuándo?). La canción, a lomos de una espectacular voz femenina, intenta poner la piel de punta y lo consigue con un teatro propio de los últimos días del trip hop. Si te da pereza hacerte con el disco entero, ahora sale este track en formato single en tres formatos: en 7” con la versión original y un remix del compatriota danés Mikael Simpson (demasiado AOR para mi gusto), en 12” con remixes para club y en download con todo ese material reunido (más una versión instrumental del propio Trentemøller). Me sigo quedando con el 12” y los remixes de Pantha Du Prince y Kollektiv Turmstrasse, muy preocupados por el detalle y por encaminarlos en una dirección en la que la voz baladamentiniana acabe por quedarse en un segundo o tercer plano (usarla habría sido muy propio de Tiësto, pero no de dos de los nombres esenciales del techno emocional alemán, siempre más sutiles). Merece un halago especial lo que consigue Pantha Du Prince, exprimiendo al máximo la textura de las campanillas y desmontando el tema original en un laberinto de melodías cruzadas, ritmos desintegrados y ambientes de sueño. ¿No era ése el tipo de techno que hacía antes el propio Anders Trentemøller? Quizá va siendo hora de que vuelva. Los alumnos le han superado.

Tom Madsen

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar