EP 3 “Cities of Technology” EP 3 “Cities of Technology”

EPs

LHF LHFEP 3 “Cities of Technology”

7.3 / 10

Después de un 2001 potentísimo –con álbumes editados de Sully, L.V y Damu, y que aún no nos los hemos sacado de la cabeza–, Keysound Recordings inaugura este 2012 con el tercer EP del misterioso colectivo LHF. “Cities Of Technology” es el último anticipo antes del álbum, cuyo lanzamiento está fijado para abril, y como ya pasó con las dos entregas anteriores, el maxi sirve para elevar la temperatura y aumentar un poco la tensión previa entregando cuatro cortes que van enlazados por una temática lexa y una gratificante exploración musical, la mismo que hizo de sus anteriores lanzamientos referencias esenciales del devenir del dubstep.

Este EP presenta trabajos de tres de los miembros del colectivo LHF –a saber, Amen Ra, Double Helix y No Fixed Abode–, que se reparten el total de los cuatro cortes. La cara A la ocupan dos piezas de Double Helix: la apertura, “Supreme Architecture”, es fácilmente mi preferida del lote, aunque tampoco es que esto sea gran cosa, teniendo en cuenta que el pack entero es una baza ganadora. Construido a partir de un sample paranoico de “The Matrix”, “Supreme Architecture” hace un guiño tanto a las raíces del dubstep –sólo hay que recordar el trabajo de gente como Horsepower y su uso de samples de películas para contribuir a crear ambiente– y lo que personalmente entiendo como ese placer morboso, inherente a muchos géneros, de reapropiarse de samples en la tradición más ilustre del corta-y-pega. Una cosa es utilizar un sample que todo el mundo va a reconocer –sólo por tener nociones básicas de cultura pop– para que luzca en tu tema de música dance, y otra muy distinta es darle un nuevo contexto en el que existir y dar al oyente un significado distinto, y esto es algo que Double Helix consigue de manera brillante en una producción que luce galones de mejor corte del vinilo. El uso de la percusión y esas voces femeninas fantasmagóricas, las melodías penetrantes y el bajo profundo, casi perturbador, no hacen más que acrecentar la sensación de paranoia y la necesidad casi instantánea que tiene tu cerebro de rebobinar y hurgar dentro de la música.

Continúa con la misma idea en “LDN”, otra producción apisonadora que más o menos se siente como el equivalente sonoro a andar por las calles menos populosas de Londres en plena madrugada. Quizá el título delata su significado. Hay baterías profundas y punzantes, y un sample distante de música jamaicana, apenas descifrable, que sostiene un riddim discreto que carga las tintas en un diseño sonoro minimalista y que opta, de nuevo, por la paranoia como principal motivo emocional. Hay ecos de las primeras producciones que sonaban en DMZ y FWD, pero lo más importante, teniendo en cuenta que estamos en 2012 y que el ‘dubstep’ ha ganado incluso tres premios Grammies hace un par de semanas, es el tipo de sonido, que aquí demuestra hasta qué punto el género puede ampliar su campo con enfoques originales. Quien no conozca la historia del dubstep, e incluso quien nunca haya pisado Londres y no sepa de lo que estamos hablando, aún puede encontrar muchos elementos con los que excitarse con esta música.

La cara B empieza con “Essence Investigation”, de Amen Ra, un corte que aprovecha a la perfección una columna vertebral rítmica cortada a trozos, mezclando inclinaciones jungle con sabor a hip hop, dejando que los breaks se deslicen suavemente sobre lo que parece una superficie sonora anodina, siempre manteniendo un sabor funky que se hace aún más agradable a medida que el cerebro intenta descifrar qué está ocurriendo exactamente. Hay un bajo robusto que lo apuntala todo, con variaciones temblorosas que aparecen siempre en el momento adecuado. Y encima de todo se asientan unas melodías amables y relajantes, más el llanto (o risa) de un bebé –no estoy muy seguro de lo que es, para ser honesto–. Bienvenidos de nuevo al maravilloso mundo de LHF.

El EP concluye con “Indian Street Slang” de No Fixed Abode, una producción que hace un brillante uso de –lo has adivinado– samples polvorientos de música india que sobrevuelan por encima de un riddim a la mitad de velocidad, que puede servir tanto para agitar furiosamente la cabeza a la manera del hip hop como para abstraerse bailando con la mirada en el suelo. Se combinan voces de mujeres indias con flautas y lo que suena como samples de películas de Bollywood ralentizados y que evocan visiones extrañas del extrarradio de alguna gran ciudad india, persecuciones en coche, bailes dub y grandes fumadas escuchando beats roñosos. Conseguir esto no es una proeza banal y la inclusión de esta pista al final del EP parece casi como una pulla del colectivo diciendo: “aún no habéis escuchado nada”.

“Cities Of Technology” es genial: no tiene miedo de probar cosas que claramente no funcionarían sobre el papel, pero suenan tremendo en los altavoces. Aunque quizá lo mejor para mí –aparte de su calidad musical– es que simplemente retoma en 2012 el sonido que caracterizaba al dubstep hace sólo seis o siete años: un disco que explora una miríada infinita de posibilidades a partir de unos elementos clave (una velocidad lenta, subgraves profundos) e ignorando cualquier “regla” (porque entonces tampoco existían). Así pues, la próxima parada será el álbum, que visto va a ser divertido.

LHF "EP3: Cities of Technlogy" sampler

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar