Done Wrong / Bax Done Wrong / Bax

EPs

Mosca MoscaDone Wrong / Bax

8 / 10

Mosca  Done Wrong / Bax NUMBERS (NMBRS16, 12” + digital)

Si el mundo se acabara hoy, Mosca tendría el honor de haber inaugurado el catálogo del sello Night Slugs, con el que fue su primer 12” hace dos años – “Square One / Nike”, ya convertido en un clásico del funky más decididamente experimental– y también el de haber clausurado el de Numbers con el que es su segundo EP (entre medias, sin embargo, el productor londinense ha repartido tracks sueltos y remezclas en varios lanzamientos importantes del underground británico en Fat City, Local Action y No Hats No Hoods, maniobras que desmontan en buena parte la teoría de que Mosca es un artista reclusivo y poco disciplinado). Si el mundo se acabara hoy, la importancia de Mosca sería analizada como crucial en el desarrollo de un sonido revival dentro del tramado bass, sería visto como el hombre que aparece en los momentos clave y da comienzo y final a los hechos decisivos. Por suerte, el mundo no se acabará hoy, y aún así “Done Me Wrong / Bax” debe ser escuchado como uno de los 12”s más potentes de esta temporada, un par de bangers que no le van a restar ningún protagonismo ni incidencia en la escena al que ha sido una de sus figuras de culto.

En estos dos temas, Mosca muestra su pasión desenfrenada –y su amplio conocimiento– por el speed garage de la época 1997-1998, casi como si estuviera reproduciendo los trucos de producción de J Da Flex: rewinds constantes, líneas de bajo marmóreas, divas con el tono vocal agudo y las frases troceadas como si fueran carne picada saltando al mismo tempo que las cajas de ritmo –chispeantes y pulidas–, aunque con variaciones de pitch hacia registros más graves a medida que el tema avanza (técnica posteriormente recogida por Burial, y llevada a terrenos oscuros, en “Untrue”). El mismo estado de felicidad que transmite “Done Me Wrong” se extiende en un “Bax” que adopta una estética algo más evolucionada –girando hacia el UK Garage de 1999-2000–, aunque una misma misión: recuperar las raíces del anterior y boyante underground para que el vibrante momento que viven las corrientes de club británicas no parezcan fruto del azar o el capricho, sino de una cadena genética armónica y bien delimitada. Una vez más, el continuum hardcore al que siempre alude el periodista Simon Reynolds se manifiesta en su mejor forma.

Claude T. Hill

“Bax”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar