Dog In The Fog Dog In The Fog

EPs

Oneohtrix Point Never Oneohtrix Point NeverDog In The Fog

6.9 / 10

Podemos buscar toda clase de atenuantes: no es propiamente un EP de remezclas, y ni siquiera se edita en formato físico –sólo en un bundle de cuatro ficheros de audio digital servidos por su sello, Software–, y su resultado parece como improvisado a medias, como si se hubiera pensado un día y al otro ya estuviera resuelto. Pero la verdad es que sabe a poco. “Dog In The Fog”, que viene subtitulado como un EP de colaboraciones y remixes, nos deja con esa sensación insatisfecha que ya tuvimos con el 7” de “Returnal” en el que participaba Antony en la cara A y Fennesz en la B. Cierto es que esto son cuatro temas y aquello eran dos, pero no podemos evitar esa amargura que a veces deja el trabajo breve. Porque si hay algo que no tenemos y que debería haberse dado ya, es un disco de remezclas de Oneohtrix Point Never. No necesariamente suyas, sino el resultado de la visión de otros a partir de su sonido. Me cuesta encontrar un material más maleable que el suyo en el underground actual, básicamente porque su evolución –al menos eso nos dice “Replica”– cuida el silencio y el espacio, la economía de frases, y eso es una bendición para los remixers, que tienen más posibilidades de jugar a su antojo.

Estos cuatro cortes tienen esa virtud: entran a cuchillo en tres piezas de Daniel Lopatin y hacen con ellas lo que quieren. “Replica” cae, por ejemplo, en manos de Matmos, que le dan la forma de una pieza minimalista de la escuela americana, como si fuera una composición de Steve Reich tipo “City Life”, con voces superpuestas y pianos cortados por la mitad. Y “Nassau” se la queda el outsider del folk Richard Youngs, que canta por encima con abundancia de ecos y ruido, con la voz temblorosa y como con fuzz, hasta crear un efecto de dislocación muy poco agradable, al menos hasta que desliza las guitarras. Son maneras de ver la música de OPN y de encontrarle derivas vanguardistas, y el problema aquí no es la calidad, sino la cantidad: un “Dog In The Fog” en formato extendido –que, en vez de durar 13 minutos durara 70, al mismo nivel– sería todo un acontecimiento, mientras que este EP se queda en rareza o excentricidad, incluso si sumamos el edit propio de OPN a partir de “Replica” y el brutal trabajo de Surgeon con “Remember”, que viste la desnudez ambient del original con negras túnicas de techno barroco y virulento. Me cuesta creer que el propio Lopatin apruebe esta racanería, me cuesta imaginar que no se haya quedado con ganas de más.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar